4 marzo, 2016
,

Santiago ensangrentada

Tras una gran mampara de impunidad, ésa que ampara la invisibilidad de los nuestros para evitarle el mal trago al noticiero, hoy gritaron los maestros de Santiago del Estero, junto a las organizaciones del campo popular, que jamás podrán reducir a fuerza de canas y represión: ¡Dejen de invertir en picanas, lo que falta para educación! Ni globitos, ni versitos, ni sueños, ni besos, porque hay profes santiagueños cobrando 2.100 pesos y porque Darío no estaba “generando lío”, ni “tirando piedrazos”, ni “armando alboroto”, pero lo recontracagaron a palazos, como pueden ver en la foto. Y no solo fueron reprimidos, decenas de docentes comprometidos, sino que aún mantienen a tres detenidos en la 1° Seccional de la Capital, donde interceptaron a varios en camino para que nunca llegaran a destino, cuando empezaban a rebalsar de canciones y dignidad, todos los cordones de la mítica Plaza Libertad. Con protocolar camaradería, la Policía provincial se fundió a la Gendarmería en otro operativo “preventivo” plagado de controles irregulares a los autos particulares, mientras intentaban apartar a la gente con virtuales y perimetrales vallados, que evidentemente dejaron a los medios locales muuuy alejados… Con gases, palos, golpes y represión, clavaron las estacas para la carpa que ahora exige la liberación, a las sombras del mismo dron que los acompañó todo el día: si alguno encuentra a la revolución, por favor pregúntele por la alegría.

 

[Best_Wordpress_Gallery id=»8″ gal_title=»Represión en Santiago»]

 

Relacionadas

20 junio, 2020

"Sobrevivir sin mí hija"

NOA
20 noviembre, 2019

Conseguí La Garganta en el NOA