13 mayo, 2017
,

Verla o no verla, esa es la cuestión

A las 18.35, hoy, mañana y los primeros tres días de la semana, el enano se hace gigante para detonar el silencio auspiciante de tanta prensa amarilla, con otro grito de la villa nacido del corazón, desde el fondo de las entrañas hasta la garganta del Cine Gaumont, sin más prepotencia que la querida presencia de su infinita inocencia. Acompañando la dirección de Antonio Manco y esquivando la estigmatización de nuestra propia voz, a contramano del Elefante Blanco y la «impactante» Ciudad de Dios, las mentiras más siniestras impactan contra verdades nuestras, liberando esa realidad que no se cansa de reclamar su derecho a circular, ante el piquete de la impunidad que intentan resguardar entre cuatro paredes: nuestras fuerzas de seguridad son todos ustedes.