21 septiembre, 2017
,

Escuela Isauro Arancibia: amor, tiza y libertad

Mientras la Ciudad de Buenos Aires mira como más de veinte colegios secundarios están tomados por los estudiantes, ante el silencio de los ministros, otras luchas por la educación se desarrollan paralelamente. Tal es el caso de la Isauro Arancibia, que este miércoles 20 de septiembre organizó un abrazo solidario, para reclamar por los derechos educativos de los jóvenes alumnos. 
 
 

La escuela, que lleva el nombre de un docente asesinado en la dictadura militar, fue fundada hace 19 años. Inicialmente funcionaba solamente cómo centro educativo para adultos. Con el correr de los años, se consiguió impartir jornada completa, tener un comedor y un jardín maternal.

 

Susana Reyes es la directora del Isauro Arancibia, señaló que el gobierno de la Ciudad la intimó a jubilarse. «Lo que quieren hacer es poner a cualquiera a coordinar este lugar sin que exista la figura directiva», denunció Reyes. La institución contiene a más de 300 chicos que están en situación de calle: «La mayoría vive en Paseo Colón», explicó. 

 

 

En años anteriores evitaron que se derribara el edificio por la construcción del Metrobus, y en esta ocasión lo que piden es tener el reconocimiento oficial del Ministerio de Educación. Ante la negativa del gobierno de otorgarles el título oficial, la directora aseguró que no hay explicación ya que actualmente cuentan con «título primario y secundario».