El movimiento del movimiento

Mientras esperamos que saltes sobre esta moto, que en realidad es un colectivo, con 30 mil compañeros de pie, compartimos algunas novedades publicadas en la hoja de ruta de nuestra revista villera, que es también nuestra trinchera de papel: todos somos La Poderosa, Che Guevara y Miguel.

 

Zavaleta - Pompeya

EDUCAR A LO GRANDE

 

La Garganta.Desde las experiencias y sa­beres de cada uno, en la educación popular, los vecinos más grandes, además de enseñar, aprenden. Y por eso, la asamblea poderosa parió un nuevo espacio de Apoyo escolar para los mayo­res que estén en los últimos años de la secundaria o cursando el CBC, para entrar a la universidad. El grupo de estudio, de aliento y de motivación, para hacerle fren­te a un sistema que pretende con­vencernos de que no podemos, ya funciona todos los sábados, en la redacción de La Garganta Pode­rosa: calle Che Guevara (tira 6), casa 85 Bis. Así hacemos carrera nosotros, como aprendió y ense­ñó un viejo compañero brasileño, llamado Paulo Freire.

 

Villa 31 bis - Retiro

MIRO EN TU MENTE Y VEO BASURA

 

Chau, basura.Hartos de lidiar con ratas, gusanos, moscas y un olor nauseabundo que inundaba nues­tra canchita “Luján”, devenida en un foco de infecciones para el corazón del barrio, los vecinos reunidos en asamblea decidimos decir basta a la imposibilidad de acceder a otro derecho, nuestro derecho a vivir en un barrio lim­pio y saludable: avanzamos con­vencidos y los contenedores ya no están. Ahora, exigimos que el camión ingrese todos los días, mientras seguimos luchando para que el gobierno de la ciu­dad cumpla. Ya dejamos claro que no nos gusta lidiar con la basura. Con vos, Macri, no nos gusta lidiar.

 

Villa 21-24 - Barracas

HACER PARA VER Y VER PARA HACER

 

Alumbrando nuestro barrio, abocado a poner todas sus luces para combatir a la oscuridad del gobierno porteño, seguimos organizándonos frente a la mis­ma película de siempre, que nos aterroriza con su olvido. Contra los que nos cobran fortunas para ir al cine y los que se esmeran por mostrarnos a la transforma­ción social como una película de ciencia ficción, desde la asamblea vecinal decidimos, a partir de este mes, abrir un nuevo espacio de educación popular, para todos los vecinos, niños y adultos: el “Cine­debate”, ejercitará nuestra visión, para agudizar la reflexión y, como siempre, volverla acción.

 

No Calles – Ranchadas de Capital

PARA MAL, MARÍA EUGENIA VIRAL

 

En septiembre de 2009, las luces y las cámaras de los medios de incomunicación posa­ban listas para la reinauguración del parador Costanera Sur. Mau­ricio Macri junto a su nueva co­piloto de fórmula, la ministra de Desarrollo Social, María Euge­nia Vidal, celebraban la obra. El establecimiento, según prome­tían, ofrecería duchas con agua caliente, jabones, toallas, camas limpias y buena comida, pero además, la creación de talleres para el “re-entusiasmo” de los jóvenes. Dos años después, con las luces y las cámaras apagadas, el albergue es infrahumano: 2 duchas para 70 mujeres, falta de limpieza en los baños, inodoros rotos y sábanas sucias son la es­cenografía aberrante del tenebro­so parador. Por esto, y por toda su política Viral, María Eugenia y Mauricio, la asamblea poderosa de familias en situación de calle, autodenominada “No Calles”, no calla: ¡tómenselas!

 

Bajo Yapeyú – Córdoba

EMPODER-ARTE

 

Empoder-arte.Y pese a tanta abundancia por un lado, y tanta miseria por el otro y por el otro y por el otro, más allá de la invitación perma­nente a claudicar y dejar todo como está, en el barrio seguimos convencidos de llenar los días con colores y esperanzas movi­lizantes. Como espacio de contención, para grandes y chicos, disfrutamos de nuestro propio arte: todos los lunes, con pinceles y témperas en mano, dibujamos y planificamos un presente igualita­rio; y todos los martes le ponemos el cuerpo al teatro que se apodera de la escena, para expresar lo que queremos, lo que luchamos, lo que soñamos, ya no como artis­tas de reparto, sino como actores principales que

buscan cambiar esta realidad.

 

Diagonal Norte – Tucumán

CLOACAS POPULARES

 

Elecciones 2011, 2009, 2007… Cada año electoral parece una figurita repetida para nosotros. Las políticas públicas muertas y enterradas parecen resucitar, causalmente cuando varios se pelean por conservar o acceder a algún cargo público. Incompleta, como cada nueva política que llega con demora a nuestro barrio, quedó la obra que presagiaba hacer los pozos de las cloacas, en un accionar proselitis­ta. Pero ya no dejaremos que nos sigan ninguneando. Las cloacas se terminarán, sin promesas abs­tractas, con acciones concretas. Picos, palas y manos conscientes de que el poder no sólo calienta un asiento detrás de algún escrito­rio, ya se agitan por las calles de la Diagonal, convocando vecinos, para exiliar del barrio a la mentira y para seguir exigiendo políticas públicas de desarrollo.

 

Rodrigo Bueno - Costanera Sur

EL COLECTIVO POR EL COLECTIVO

 

El colectivo por el colectivo.Todos los días, todas las ma­ñanas, todas las noches, el mismo problema con los bondis. ¿Escasean monedas? Sí, también, pero nuestro quilombo es más gra­ve: lo que nos faltan son colecti­vos. Otra discriminación más. No sólo apenas hay dos líneas que se aproximan al barrio, sino que cada vez pasan con menos frecuencia. Largas filas se forman durante todo el día a la espera de la línea 2 o la 4, por lo que, a menudo, los vecinos llegamos tarde a la escuela, al trabajo o donde sea que debamos ir. Desde la asamblea, nos presenta­mos en ambas empresas para exigir el cumplimiento de horario y con­sensuamos que, si nos movemos como colectivo, los responsables ya no nos creerán invisibles.

 

Fátima – Villa Soldati

JUAN, DE LA CIUDAD

 

Juan, de la Ciudad.El desgaste en cada discusión, la malasangre en cada lluvia y, un día, la muerte… Mucha agua corrió bajo el puente. Pero se fue estancando, más y más, embarrando e inundando las calles de Fá­tima. Después de tanta lucha, a fines de 2010, parecía que había llegado el día de los ansiados trabajos para la red cloacal y el desagüe pluvial. Pero no, Mauricio nos volvió a garcar. Y nos llenó de mierda, todo el barrio.

Lejos de mejorar nuestra calidad de vida, la obra inconclusa, una inmensa cagada, siempre en pañales, empeoró nuestra calidad de muerte: Juan Fernández fue sepultado por un derrumbe, mientras laburaba en una zanja. Poco después, la construcción se desmoro­nó por completo y las promesas se fueron por las cañe­rías, para alegría de los soretes, que siguen flotando, en el barrio y en los ministerios de la Ciudad.

¿Qué haría usted, Mauricio, si su plomero desapare­ciera sin arreglarle el inodoro de porcelana, tras haber­le roto los delicados azulejos, dejándole el cielo raso apenas sostenido por el concreto de su nube de pedos? ¿Y si se le cayera toda la mampostería en la cabeza? Esa sí sería “una tragedia, con suerte”…

Ahora, en Riestra y Laguna, el paisaje se desfonda por un pozo de dos metros de profundidad, en la calle más transitada del barrio, con un endeble cercado de tres caballetes, que simbolizan el desprecio por la vida humana. ¿Saben qué medidas se tomaron, a partir de la muerte de Juan? Ninguna. No pase estas líneas como si nada, por favor: Juan murió hace seis meses y todo sigue igual.

También sobre Riestra, pero casi esquina Lacarra, tampoco ha cambiado el paisaje, donde las excavacio­nes se encuentran “provisoriamente” tapadas con la misma tierra que se encontraba bajo el asfalto. Y los perjudicados, otra vez, somos los pobres, esos capri­chosos negados a comprarse un mísero cuatriciclo o una básica 4 x 4, para pasar por el cordón de barro, agudizado por los obsoletos desagües.

El ente responsable de las reformas es la Corpora­ción Buenos Aires Sur, que tiene un 51% de acciones estatales y maneja a su antojo las inversiones, aducien­do que la intención es “saltear barreras burocráticas”. Nada se habla, entonces, sobre las decisiones arbitra­rias de un directorio que se permite subejecutar el pre­supuesto para subdesarrollar la infraestructura de los barrios del sur. No es ilógico: su presidente, Humberto Schiavoni, estuvo cerca de ser el candidato macrista en Misiones, para continuar allí las Pro-puestas de ex­clusión.

Mientras Fátima sobrevive a sus trampas mortales, el ex candidato a presidente, hoy candidato al pape­lón, promociona sus visitas al barrio, que son un flash, a la luz de los medios y a la sombra de los vecinos. Pero aun así, su odio por los humildes queda desnudo cuando todos nosotros salimos a gritar que un cartel, en un jardín, no reemplaza las calles destruidas, ni las salitas vaciadas, ni la basura acumulada, ni el desastre habitacional.

Desde adentro, lo único amarillo en Fátima es la he­patitis del público que no tiene acceso a los hospitales “públicos”. Por eso, la asamblea poderosa presentará una carta reclamando la urgente finalización de las obras, ante la empresa y la legislatura porteña, junto con las firmas de todos los vecinos que combaten la desidia estatal.

El sur también existe, y pelea por una vida digna. Porque Buenos Aires no está nada bueno. Y según pa­rece, matar es pro. Nos mataron a Juan. Y nos siguen matando. Pero ya basta: no queremos más olor a mier­da en la ciudad.

3 Comentarios en “El movimiento del movimiento”

  1. Leo

    Hola chicos, primeros felicitaciones por el laburo que hacen en los barrios y por los frutos que comienza a dar. Soy de Quilmes, Bernal Oeste siendo mas preciso, y con algunos amigos y vecinos estamos empezando a sacar adelante una sociedad de fomento que tomamos porque no era utilizada para el bien del barrio. Bueno me parece buenísimo lo que ustedes hacen y espero que la cultura barrial se promueva, así recuperar la identidad y organizar focos de lucha. Saludos y todos los éxitos!!

    #1601
  2. lalo

    hola, soy de parana (E.Rios). gracias al reportaje a Carlitos Tevez empece a leer sus publicaciones.Las cuales me parecen espectaculares. Espero algun dia encontrar la version impresa en mi castigada pero bella ciudad (la mas hermosa del mundo).Un abrazo entrerriano pero sobre todo ARGENTINO.
    sigan adelante, que nadie los detenga
    ni los que se creen iluminados,
    con la luz de lo divino,
    podran callarlos.
    enarbolen las banderas de una nueva revolucion
    que a nuestros hijos la gloria corresponde.

    #1643
  3. Ofrezo libros, si quieren fundar una bilioteca. Ofrezco espacio en el sitio http://www.elendriago.com.ar para el que quiera replicar, publicar o comunicar lo que se le antoje sobre el colectivo La Poderosa; ofrezco ayuda en lo que pueda, háganmelo saber y veremos qué hacemos.
    Edgardo

    #1644

Deja un comentario