4 octubre, 2015
,

América, La Tinta

Para seguir acumulando pruebas de que la autogestión es posible, para demostrar que el cooperativismo genera condiciones de trabajo saludable, para tener trabajo sin perder la dignidad y para seguir transformando esta realidad; construimos una cooperativa de estampados y dejamos nuestra huella, en todas las telas que agarramos. Con el poder vecinal y los ovarios de muchas mujeres estamos generando puestos de trabajo en nuestro propio barrio, que para nosotros, es un derecho vital. Y así, sin patrón, pero con mucha tela y tinta, estampamos la primera idea que nos golpeó la puerta: ¡América Latina, despierta!

América Latina, despierta.

Etiquetas

Relacionadas

2 comentarios sobre «América, La Tinta»

  1. Hola compañeros saludo desde Zarate y solo arrimo una idea que hace mucho tiempo que andamos tratando de consolidar por acá y consideramos que cierra un circulo para apropiarse de todo el fruto del trabajo por quienes lo realizan.Daniel Viglieti lo manifestó hace mucho tiempo cuando canto que «si las manos son nuestras es nuestro lo que nos den», tal vez si ustedes y sus cooperativas producen y venden prendas confeccionadas por compañeras y compañeros del barrio sin intermediarios sus precios serian muy convenientes para vendedores y compradores y las utilidades permitirían mejoras importantes y la recuperación de la autoestima que otorga la obtención de la autosuficiencia transformándose así en «común unidad». También les sugiero un sitio en España, norte de España, El País Vasco ha organizado algo así desde hace muchos años, en el año 47 del siglo pasado formo Mondragon Corporación Cooperativa y en estos años que corren es el séptimo grupo empresario de España y lo hizo sin perder su carácter cooperativo, por eso mismo insisto que se informen allí y también que se pongan en contacto con ellos son compañeros totalmente abiertos y orgullosos de lo que han logrado, en Argentina también se había echo algo así pero fue duramente y arteramente combatido por los gobierno de facto, aquí la experiencia se llamo «El Hogar Obrero»

  2. Muy bueno que Uds existan!!!! Ay que seguir denunciando el atropello a los humildes!!!! BASTA DEL PODER QUE EXCALVIZA, TORTURA, INVISIBILIZA Y MATA a los indefensos!!! FUERZA GARGANTA!!!!!

Los comentarios están cerrados.