5 mayo, 2011
,

Cómo estamos hoy

Mientras esperamos que saltes sobre esta moto, que en realidad es un colectivo, con 30 mil compañeros de pie, compartimos algunas novedades publicadas en la hoja de ruta de nuestra revista villera, que es también nuestra trinchera de papel: todos somos La Poderosa, Che Guevara y Miguel.

Hoja de Ruta. La Poderosa en movimiento.

Fátima – Villa Soldati

EMBARRAN LA CANCHA

A mediados del 2010, La Jaulita liberaba tantos sueños que nues tra asamblea decidió construir un nuevo espacio de creación y re creación. El terreno baldío ubicado frente a los departamentos se llenó de compañeros que pico a pico y pala a pala, emparejaron el suelo y clavaron los arcos, ya embarazados de goles. Así, el compromiso parió participación y el mes pasado terminamos las obras, para mejorar la canchita. Y hay más: la asamblea ya tiene planes para contrarrestar el amontonamiento de basura que sufrimos, debido a la inexistencia de servicios de limpieza por parte del gobierno porteño. ¡Sumate a la asamblea, para exigirle a los fun cionarios macristas que recolecten a sus semejantes!

Villa 21-24 – Barracas

TODAS LAS VOCES, TODAS

En la asamblea popular de nuestro barrio, decidimos que empezara a funcionar otro taller de educación popular. En este caso, pensamos en llenar de alegría un nuevo espacio poderoso para chicos y grandes. Y nos propusimos que el taller de música no fuera uno más, sino que pudiera combinar la enseñanza de los instrumentos que nosotros mismos construi­mos, con la práctica de canto, para poder gritar con las cuerdas, y también con las cuerdas voca­les. La música es cultura y, como decía Martí, seremos cultos, para ser libres. Por eso, ahora, hacemos música.

Villa 31 bis – Retiro

BUENA MADERA

Artista cual Geppetto, un sabio vecino le da vida ahora al taller de carpintería, colectivizando sus co­nocimientos, sin que nadie pague boleto. Todos los lunes, desde las 18. 30, en la manzana 14, local 122, nos juntaremos con ganas de marti­llar la indiferencia del Gobierno de la Ciudad.

Y así, se nos abre una nueva ven­tana para rescatar a nuestros pibes de la droga, creando y aprendien­do, con esta herramienta popular que serrucha las barreras de la exclusión. Juntos y organizados, seguimos pensando estrategias de desarrollo comunitario e inclusión laboral. Y al sistema que nos prefie­re aniquilar, para que no podamos progresar, lo mandamos a cagar. Acercate, que hay buena madera.

No Calles – Ranchadas de Capital

NADA MARCHA SOBRE RUEDAS

A lo largo de estos últimos cuatro años, el Gobierno porteño sólo nos aportó los palos de la UCEP y unos pocos programas asisten­cialistas, a las familias que vivi­mos en la calle, donde sus polí­ticas nos escupen una y otra vez. Indigna ver ahora a los hombres de Macri, en la recta final para las elecciones, posando con sus nue­vas camionetas, en sus supuestos paradores remodelados, como si de repente se hubieran acordado que existimos… Mientras uno de los pocos albergues que fun­cionaba en la Ciudad fue clausu­rado por el deplorable estado de sus baños y su cocina, la ministra de ¿Desarrollo?, María Eugenia Vidal, declaraba que “vamos a sumar asistentes terapéuticos, porque hay problemas de alcoho­lismo y drogadicción”. Si bien los comicios parecieran haber sacado al Pro del estado de amnesia per­manente, sería bueno recordarle también la exclusión que riega las causas de esas adicciones. Son un chiste, pero a nosotros no nos causan gracia.

Rodrigo Bueno – Costanera Sur

PASE Y LEA

Sin carnet de socio, ni cuota men­sual, si sos vecino de la Rodrigo Bueno podés acercarte al galpon­cito de la manzana 3 a retirar tus libros, para devorarte hasta la última letra en nuestra sopa de literatura, antes de partir de viaje por alguna novela o sumergirte en los laberintos del cuento más loco que te quieras contar.

Y si necesitás una mano con la tarea del colegio, no te preocupes más: al espacio de Apoyo Escolar, se suma ahora la Biblioteca Popular, cons­truida entre todos, para disfrutarla entre todos: traé los libros que ya no usás y encontrá, acá mismo, los que buscás. Ver para leer.

Zavaleta – Pompeya

LIBERTAD AL PALO

Hoja de Ruta. La Poderosa en movimiento.Muchos años tuvieron que pasar para que, por fin, se fueran. Recla mamos al CGP, a EDESUR, a la UGIS y al Gobierno de la Ciudad, pero ninguno se hizo cargo de esos molestos y peligrosos postes de luz, que jugaron de “2” y de “9”, desde siempre, en el potrero de Iriarte y Zavaleta. Hasta que un día, desde la Asamblea Poderosa, cansados de las mentiras, decidimos terminar con la desidia oficial: entre todos echamos y hachamos a los palos, a los palazos. De ahora en más, los únicos de madera que vamos a es tar en la cancha seremos los que le pifiamos a la pelota.

Diagonal Norte – Tucumán

NOS VAMOS LEVANTANDO

Cuando fue la primera tormenta fuerte en Tucumán, al igual que en cada verano, muchas casas y barrios sufrieron las terribles inundaciones. Pero la más afecta­da fue la de un vecino, a quien todos salimos a ayudar, con bal­des para sacar el agua. Como les sucede a los compañeros de Za­valeta, donde las ambulancias nunca llegan, aquí el auxilio de los Bomberos y de Defensa Civil quedó en simples prome­sas telefónicas, ya que nunca aparecieron. Cansados del ol­vido de los gobiernos, en nues­tra reunión semanal decidimos unir nuestro poder popular en una calurosa jornada de trabajo voluntario, para vencer futuras tormentas y olvidos estatales. Con palas y carretillas, traji­mos la tierra que una máquina había dejado en una esquina y logramos levantar el terreno de la casa de nuestro vecino. Y ésa fue sólo la primera casa, porque ese mismo día nos comprome­timos a solidarizarnos con cada vecino de Diagonal que sufre este mismo problema. Desde ahora, las asambleas se­rán en Diagonal Norte y Bas­cary, todos los domingos, a partir de las 20. ¡Acercate! Sa­bemos bien que nuestras manos unidas pueden levantar mucho más que un terreno…

Bajo Yapeyú – Córdoba

DE LOCAL

Hoja de Ruta. La Poderosa en movimiento.Poco a poco, va naciendo un nuevo proyecto: construir un local en el barrio. La asam­blea crece día a día y, con el objetivo de contar con un lu­gar amplio, cómodo y cubierto de la lluvia o el frío, entre los vecinos surgió la propuesta de armar una carpa desmontable, que sirva de lugar común para todas las actividades de La Po­derosa. Siempre apostando al trabajo colectivo, empezamos con ferias de platos y venta de panes. Con compromiso, perseverancia y esfuerzo, en poco tiempo más este sueño será realidad. Y muchos otros también.