4 abril, 2012
,

La noche de las tizas

Sobisch: yo no me olvido.Fue Junín de los Andes.
Es los pueblos que luchan.

Fue de familia humilde.
Es de familias humildes.

Fue estudiante industrial.
Es industria de estudiantes.

Fue técnico químico.
Es una bomba de conciencia.

Fue la simpatía de un laboratorio.
Es el remedio contra la apatía.

Fue repositor de un supermercado.
Es repositor de nuestra esperanza.

Fue empleado de una fábrica de jugo.
Es patrón de conducta para no ser exprimido.

Fue activista del sindicato de la construcción.
Es constructor del activismo de los sindicatos.

Fue docente.
Es director.

Fue afiliado al Movimiento al Socialismo.
Es afiliado al socialismo en movimiento.

Fue profesor de química.
Es la explosión de la injusticia.

Fue educador en uno de los barrios más lastimados de Neuquén.
Es educador en todos los barrios lastimados de América Latina.

Fue elegido por sus compañeros como delegado sindical.
Es elegido por sus compañeros como estandarte universal.

Fue elegido por los estudiantes como el mejor profesor del colegio.
Es elegido por los colegios como el mejor profesor de los estudiantes.

Fue tiza en la militancia de la educación.
Es pizarrón en la educación de la militancia.

Fue la decisión que parió una asamblea.
Es la asamblea que parió una decisión.

Fue la impotencia de un policía obediente.
Es la potencia de las masas desobedientes.

Fue papá de dos nenas.
Es papá de miles.

Fue marido de una mujer.
Es hombre de miles.

Fue un 4 de abril de 2007.
Es todos los días.

Fue siempre más.
Es Nunca más.

Fuentealba.
Está.

Qué maestro.

Nunca más.

Relacionadas

Pueblos Originarios
24 septiembre, 2022

ESTUDIAR ES UN ACTO DE REBELDÍA

Cromañón
23 septiembre, 2022

EXPROPIAR CROMAÑÓN, CONSTRUIR MEMORIA

LEY DE HUMEDALES
22 septiembre, 2022

LOS HUMEDALES AL CONGRESO