5 febrero, 2015
,

Hablemos del suicidio

 

Ahora son 211, las víctimas de Cromañón.
Martín sí, Martín Cisneros sí se suicidió. Ayer.
No hay dudas, ninguna.
Se suicidó, como otros 16 sobrevivientes del horror que no sobrevivieron al dolor.
Y ahora son 211 las víctimas de la corrupción.
A diez años, se fueron los medios, los bomberos, los policías y las ambulancias, pero todavía hay muchos pibes adentro de Cromañón.
Sacalos, Estado, sacalos.
Y vos, Justicia del orto, entrá de una puta vez.

Relacionadas

Día del Orgullo
28 junio, 2022

ESTE ORGULLO QUE NO SE QUITA

Fumigaciones
27 junio, 2022

«YO TRABAJO CON LA TIZA, NO CON EL VENENO»

Masacre de avellaneda
26 junio, 2022

JUNIO ARDE ROJO