19 mayo, 2015
,

La Matanza de los pibes

Bien parados de manos, junto a la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, ayer volvimos a inundar de esperanza todas las calles de La Matanza, porque la injusticia deja de ser primicia, cuando las Fuerzas de Impunidad se vuelven el fuerte de la inseguridad y cuando los noticieros viven de pausas, para no cumplir su papel: por suerte, hay un desarmadero de causas que se llama Pablo Pimentel.

[nggallery id=50]

Relacionadas

INDIO SOLARI
21 octubre, 2020

¿CÓMO NO SENTIRSE ASÍ?

MADRAZAS
18 octubre, 2020

SU DÍA, CADA DÍA