19 junio, 2015
,

Algún día

Hace 39 años, el diario informaba que habían “abatido a un delincuente”. Después se supo que no era un delincuente, ni nada parecido. Y después del después, se supo que tampoco había sido abatido, gracias al grito de libertad que sentenció La Pura Verdad: “Si ustedes lo permiten, prefiero seguir viviendo”. Pues ahí va Paco Urondo, reescribiendo la historia con su poesía: “Futuro y memoria se vengarán algún día”.

Relacionadas

ECUADOR
22 junio, 2022

EL PUEBLO EN LAS CALLES

Día de la Bandera
20 junio, 2022

DONDE EL CIELO SE UNE CON EL MAR