25 junio, 2015
,

Dos gargantas que no paran de gritar

Contra la orquesta del silencio universal o sobre la cresta de cualquier año electoral, el valor de ellos dos te grita de frente, para que ningún Dios permita que el dolor te sea indiferente. Y si no, escuchá cómo se siente, aun entre tantas, el poder de esas gargantas que explotaron desde abajo, exigiendo pan y trabajo, el día que se dio vuelta el Puente Pueyrredón, para acorralar a la cobardía con el pecho de Aníbal Verón. Como Mariano, como Luciano, ahora gritan más fuerte que antes en la voz de todos los militantes, que hoy tenemos dos razones para no abandonar nuestras convicciones, cuando nos dan, nos dan y nos dan:

Maximiliano Kosteki y Darío Santillán.

Relacionadas

LATINOAMÉRICA
20 enero, 2023

FASCISMO NUNCA MÁS

19 enero, 2023

¿Y LA LEY DE TALLES?

Violencia
18 enero, 2023

3 AÑOS SIN FERNANDO