15 diciembre, 2015
,

Pocas luces

De repente, hay «emergencia energética» y debemos afrontarla muy bien predispuestos, porque sí, seguramente nos cobrarán más impuestos, seguirán postergando nuestros cableados, culparán a los aires acondicionados, quitarán los subsidios necesarios, vestirán de oscuro a todos los barrios, pedirán ciudadanos más tolerantes, nos darán un verano con lozas radiantes y posiblemente nos costará más trabajo concebir el sueño… ¡Pero quién carajo te quita este espíritu navideño!

Pocas luces

Relacionadas

20 febrero, 2024

SALARIOS CONGELADOS

19 febrero, 2024

LA LIBERTAD EN RIESGO

17 febrero, 2024

EDUCACIÓN EN EMERGENCIA