1 febrero, 2016
,

Los chicos no mienten

“Hace 2 años que bailo para divertirme en la murga de mi barrio, la villa 1-11-14, pero el viernes me asusté mucho, cuando nos dispararon a mí y a todos mis amigos. Yo sentí un golpe en la cabeza y otro en la pierna, que al final eran dos balas de goma… Por eso, ayer al mediodía, cuando pasé caminando por adelante de un señor de Gendarmería, le pregunté: ‘¿Por qué me tiraron a mí, que tengo 8 años nada más?’. Y ahí nomás, me respondió: ‘Tomatela, pendejo de mierda, porque la próxima te reventamos la cabeza'».

Carlos Ariel Sulca,
8 años,
2 balazos de goma.

Los chicos no mienten

 

Relacionadas

Salud
17 noviembre, 2021

SALUD, ¿PERO A QUÉ COSTO?

Villa 1-11-14
15 noviembre, 2020

IDENTIDAD, NOMBRE Y RESISTENCIA

PADRE RICCIARDELLI
7 noviembre, 2020

RESISTIENDO TOPADORAS