24 marzo, 2016
,

“CARTA ABIERTA A LA DEMOCRACIA”

* Por Mayra, hermana de Daniel Solano, desaparecido en democracia.

Sufrió, literalmente, una violencia institucional extrema, cruel y siniestra, con las prácticas más perversas de las Fuerzas de Seguridad. Pero no, no fue hace 40 años, fue hace menos de 5, más precisamente el 5 de noviembre de 2011. Cobardes con uniforme, mataron a Daniel y lo desaparecieron, con la misma impunidad que arrasaron los milicos a Viedma o Cipolletti, en esa dictadura que se volvió nuestra peor desgracia, por todo lo que implicó y por todo lo que heredó nuestra democracia.

Era un trabajador golondrina, Dani, oriundo de Tartagal, que había llegado a la región del Valle Medio, para trabajar durante la temporada frutícola, al igual que muchos otros laburantes, por necesidad. Sin embargo, en poco tiempo descubrió el entramado mafioso de explotación que llevan adelante las empresas terciarizadas, que operan para las multinacionales del rubro. Y eso, lo catapultó a la desaparición.

Lo desaparecieron, para enseñarles a otros que conviene callar.

Como método de adoctrinamiento, usaron la vida de mi hermano, pero cualquier relación con la peor época argentina… No es casualidad. Muchos de sus compañeros se llenaron de miedo y, efectivamente, prefirieron callarse, de modo que se complicó la recopilación de testimonios para poder probar la verdad. Aun así, la lucha incansable de mi viejo, que llegó a encadenarse para exigir justicia, como así también la fuerza de toda la familia y el compromiso de nuestros abogados, lograron llevar hasta el banquillo a los policías responsables. Ahora, la causa fue elevada a la Justicia Federal y esperamos por fin el Juicio Oral, para demostrar que Daniel Solano no murió por “una desgracia”.

Y para que algún gran día, vivamos una verdadera democracia.

Relacionadas

Fiske Menuco
13 febrero, 2020

Aguacero de desidias

Río Negro
13 noviembre, 2019

Otro año sin Daniel