28 abril, 2016
,

Una movilización MAYÚSCULA

Nuestros cuerpos van. Nuestros espacios van. Nuestros insuficientes van. No van al paro de los versos, ni van por el plan, ni van por la merienda: van por el análisis sin táctico de la contienda, con la pluma, con la espalda y la palabra. Vamos al paro con todas las letras, a poner los contrapuntos sobre las íes. Nosotros y nosotras; el punto y la coma, los artistas semánticos y las voces activas, los quebrados sin guión y las a-posiciones, el núcleo social compuesto y las faltas de coreografía, los modificadores de Tiempo y las organizaciones unimembres, (los paréntesis de alegría) y {las llaves de paso}, los correctores geográficos y las minúsculas de los contratos, los nexos coordinantes propositivos y las malas notas, los predicados simples y las familias bimembres, los artículos de asambleas y las oraciones ateas, los subjetivos obligatorios y las pre posiciones, los objetos indirectos y las verbas de valor impersonal, los incorregibles circunstanciales de lugar y las construcciones nominales, los sujetos tácitos y las frases imberbes. Vamos. Y por más complemento agente en voz pasiva que nos quieran imponer, mañana nos vamos a ver todos los modificadores directos marginados, para que nos presten atención.

Mañana, los iletrados vamos a la movilización.

Relacionadas

Día del Orgullo
28 junio, 2022

ESTE ORGULLO QUE NO SE QUITA

Fumigaciones
27 junio, 2022

«YO TRABAJO CON LA TIZA, NO CON EL VENENO»

Masacre de avellaneda
26 junio, 2022

JUNIO ARDE ROJO