6 mayo, 2016
,

Un reclamo con carpa

Docentes, estudiantes, no docentes. Egresados, investigadores. Compañeros de organizaciones sociales, estudiantiles y gremiales. Periodistas, gente curiosa, artistas. Cientos de nosotros llenamos la carpa que la Asociación de Docentes e Investigadores Universitarios de Córdoba (ADIUC) montó en el campus de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), en defensa de la educación pública. La jornada, que duró todo el día, contó con expresiones artísticas y de debate, para visibilizar los reclamos que hoy hacen los docentes a la UNC: más recursos para la casa de estudios y recomposición salarial para los profesores e investigadores que le dan vida. Como nos explicó Pablo Carro, Secretario General de ADIUC, con docentes mal pagos “no existe educación pública de calidad”. Y amplió: “La oferta que nos da el gobierno es absolutamente insatisfactoria: un 30%, pero cobrando la primera cuota en mayo, y la última en diciembre: nosotros estamos pidiendo un 40%”.

 

Las fábricas de ñoquis

 

La precariedad laboral no es extraña para la Universidad. Leticia Medina, Secretaria Gremial de ADIUC, dio un ejemplo por demás ilustrativo, en la clase pública que cerró la jornada: “Hay médicos residentes que cobran por 20 horas semanales, y trabajan 80”. ¿Por qué ocurre esto? “Porque aún no se reconoce que la docencia es un trabajo”. Sin embargo, agregó que el año pasado, los docentes finalmente consiguieron el convenio colectivo, que sirve para “avanzar sobre la precariedad”.

De todos modos, la situación de la casa de estudios tiene muchas aristas. Juan Pablo Aranguren, docente e investigador de la UNC, también dialogó con La Garganta Poderosa: “La discusión excede la cuestión laboral: la universidad debería estar al servicio de la comunidad, con políticas de inclusión claras,permitiendo el ingreso de los sectores populares. Las políticas actuales van en camino opuesto, con una lógica mercantil y elitista”. ¿Cómo es este camino, tan certero como peligroso? Lo explica Pablo Carro: “Una de las primeras medidas que tomó el gobierno fue cortar todos los convenios que distintas áreas de los ministerios tenían con las universidades. Sin embargo, hay una indicación clara de que esos programas se levanten. Entonces, ¿qué ocurre? Los compañeros no cobran, no se sabe si la actividad sigue o no sigue, y al van a terminar diciendo que no hacen nada: que son ñoquis.”

Y a la campaña de desprestigio contra los trabajadores, se suma el embate mediático contra la universidad pública: «En los medios, se empieza a poner en duda que sea necesario tener un título universitario para conseguir trabajo. Luego, se preguntan por qué los universitarios no pueden pagar un arancel mínimo si total el dinero lo tienen. Luego, empiezan a preguntarse si tiene sentido que haya tanta deserción en la universidad, ‘¿por qué mejor no colocar un sistema de ingresos?’. Y finalmente, lo que tenemos es la receta neoliberal: se privilegia las universidades privadas que son las que forman para el mercado y la universidad que tiene un sentido social en la producción de conocimiento viene a sufrir recorte presupuestario, de partidas, de servicios, de circulación de programas, en ese sentido la situación es muy delicada.»

 

 

Historia, una materia pendiente

 

¿Y cómo es que llegamos a esta situación? Flavia Dezutto, de la Escuela de Filosofía de la UNC, hizo un repaso histórico en el acto de cierre de la jornada: “En los 80, después de la época de la universidad del terror, se conquistó la universidad gratuita, masiva, pública, laica y con ingreso irrestricto. Y en los 90, se aprobó la Ley de Educación Superior: esta legislación dejó entrar a empresas e intereses privados a la Universidad. Y no se han ido. Ahora, envalentonados, muestran sus garras con más fiereza. Pero ése es el problema: no hay que limitar su poder. Hay que echarlos, porque si no, la Universidad va a pasar a ser un kiosco. El gobierno actual tiene un programa económico que tiene continuidad directa con el de la dictadura”.

Pablo Carro, Secretario General de ADIUC, adelanta medidas de fuerza: "El día jueves 12 vamos a realizar una movilización a Buenos Aires, al Ministerio de Educación desde todas las universidades del país para llevar el reclamo y plantearle al ministro Bullrich cuáles son las demandas que tenemos los universitarios. "
Pablo Carro, Secretario General de ADIUC, adelanta medidas de fuerza: «El día jueves 12 vamos a realizar una movilización a Buenos Aires, al Ministerio de Educación desde todas las universidades del país para llevar el reclamo y plantearle al ministro Bullrich cuáles son las demandas que tenemos los universitarios. «

 

Relacionadas

CORDOBA
29 noviembre, 2022

16 MARCHA DE LA GORRA

CORDOBA
24 noviembre, 2022

MORIR ENTRE CUATRO PAREDES

CÓRDOBA
18 noviembre, 2022

LOS BARRIOS AL CONCEJO