4 julio, 2016
,

«Tomátelas por las buenas, o tomátelas por las malas»

* Por Gabriel Matías Agüero, sereno y socio de la cooperativa “Por Más Tiempo”

 

Sucedió más o menos a la 1 de mañana: estaba haciendo guardia en el edificio del diario Tiempo Argentino, cuando escuché ruidos. Bajé por la escalera de emergencia y me encontré con tres individuos. Dos de ellos me agarraron, me presionaron y me dijeron “tomátelas de acá”. Me negué, pensando en que mi mamá y un compañero discapacitado que usa muletas llamado Nahuel estaban arriba. Y les pregunté quiénes eran, a lo que me respondieron “tomátelas por las buenas, o tomátelas por las malas”.

 

Fue por las malas.

 

Primero eran dos personas, pero a medida que me sacaban a los empujones por la escalera de emergencia se sumaron cada vez más en el trayecto. Fueron un total de diez o quince hombres, todos morrudos.

 

Ya en la calle, le dije a uno de ellos que mi mamá y Nahuel seguían arriba. “Ahora los echo, vos tomátelas”. A mi mamá también la sacaron a los empujones. A Nahuel, lo despertaron a patadas entre cinco. Pasan las horas, pero la sensación de bronca, de bronca total, no se me va.

 

Llamé a la Policía, pero cuando vino el patrullero y entraron los oficiales, dijeron que no podían hacer nada porque “esto tiene dueño”. El comisario nos dijo que Mariano Martínez Rojas, a quien supuestamente pertenece el edificio, “quiere tomarlo”.

 

Yo laburo acá desde que empezamos con la cooperativa, y quiero que esto siga creciendo: por eso, pedimos a todos que nos ayuden ante esta verdadera violación, porque éste es un diario que nos pertenece a los trabajadores. No tenemos jefe. Sólo nos respalda nuestro propio esfuerzo. Y el apoyo de la gente.

 

 

Relacionadas

Pueblos Originarios
24 septiembre, 2022

ESTUDIAR ES UN ACTO DE REBELDÍA

Cromañón
23 septiembre, 2022

EXPROPIAR CROMAÑÓN, CONSTRUIR MEMORIA

LEY DE HUMEDALES
22 septiembre, 2022

LOS HUMEDALES AL CONGRESO