29 octubre, 2016
,

Poder popular en las calles tucumanas

El jueves en la Plaza Independencia de la capital tucumana, nos dimos cita las organizaciones que venimos trabajando la unidad, y resistiendo desde abajo a todas las políticas económicas que nos vienen pegando desde arriba. La CTEP, Barrios de Pie, el Frente Popular Darío Santillán y el FPDS Corriente Nacional, le cantamos nuestras urgencias al gobierno provincial.

 

 

Las exigencias que tenemos son claras y no se prestan a ser disfrazadas de “caos vehicular”: pedimos por la creación de 50.000 puestos de trabajo, bonos de fin de año para todos los empleados y empleadas de la Economía Popular y subsidios personales para aquellas personas involucradas en nuestras organizaciones que no tienen trabajo. Por el empuje de esta gran movilización, nos atendió la Secretaria de Gobierno, Carolina Vargas Aignasse, a quien le comunicamos nuestros pedidos concretos y le explicamos la Ley de Emergencia Social presentada por nuestros movimientos populares en el Senado de la Nación, para que en todos los estamentos del Gobierno Provincial se haga eco esta propuesta vital.

 

Con miles de personas resistiendo al calor y al cansancio, y una comparsa que irrumpía en el clima de la reunión, la respuesta no podía ser otra: “Yo me encargo de transmitirle los pedidos al Ministro de Desarrollo Social, y me comprometo a que en el plazo de una semana armemos una mesa de diálogo con las organizaciones sociales”. ¿Qué dijo acerca de la Emergencia Social? “Para nosotros sería muy bueno que se apruebe, la vamos a apoyar, porque de esa forma podemos conseguir recursos para distribuir en la Provincia”.

 

Las organizaciones quedamos a la espera de que en una semana nos convoquen las autoridades provinciales para profundizar el diálogo y trazar en conjunto una agenda que nos permita garantizar trabajo, proyectos productivos, salarios dignos y comedores para nuestros barrios.

 

Relacionadas

INFLACIÓN
17 febrero, 2022

ÍNDICE: NO LLEGAMOS A FIN DE MES

Inundaciones
27 enero, 2022

OTRA VEZ LLUVIA