9 diciembre, 2016
,

Aumenta la bronca

*Informe por Nahiara Toranzo, Facundo Farías, Melina Gómez, Juan Farías, Celeste Paz y Mayra Zaccaro

 

Como si fuese poco, después del tarifazo a nivel nacional, en Córdoba vino este aumentazo a nivel municipal. En nuestros bolsillos no hay ni un mango, pero subieron el precio del transporte urbano un 37% con lo que queda a $12,55: así lo decidió el Concejo Deliberante el pasado miércoles, con los votos del oficialismo, una alianza entre el Pro y el radicalismo. Mientras, nosotros sentimos bronca e impotencia, porque como siempre, los perjudicados no son los empresarios ni los uniformados, sino los vecinos de nuestros barrios.

 

 

En muchas casas se hace un gran esfuerzo para comer, aunque sea una vez al día. Ahora, con esa plata, hay que pagar los pasajes, como una regalía para los de arriba. Con el tarifazo y –ahora- este aumentazo, no hay plan ni tarjeta social que alcance. Nosotros queremos trabajos y salarios dignos para no pasar hambre.

 

Desde el taller de comunicación popular, salimos a recorrer nuestros barrios y notamos cierta correspondencia. A nuestros vecinos de Barrio Yapeyú y Los Cortaderos, los atacó la bronca y la impotencia:

 

«¡Es injusto! Antes de aumentar el boleto deberían aumentar los sueldos. Aparte de que es un servicio que no brinda seguridad, que nunca es puntual. El intentende Ramón Mestre debería arreglar los baches, las cloacas y la iluminación». – Marcelo Toranzo, B° Yapeyú.

 

“Me molesta mucho el aumento, porque soy uno de los miles de personas que utiliza cotidianamente el colectivo y lamentablemente no tengo el presupuesto que pretenden”. – Jonathan, Los Cortaderos.

 

«Es una barbaridad, sobre todo para los trabajadores, para los obreros. Los que toman cuatro bondis para ir a trabajar. Muchos ganan apenas $150 por día… y van a gastar $50 en el boleto… ¡es una locura!». – Norma Pereyra, Bº Yapeyú.

 

«Es absurdo, sobre todo en esta época del año donde todos se van de vacaciones. En mi caso, trabajo por hora y no me pagan el boleto». – Mariela, Los Cortaderos

 

«De acuerdo a lo que ganamos nosotros, los operarios, es mucho gasto. El sueldo no aumenta pero sí aumentan los impuestos: la luz, el agua, el transporte. No se corresponde el precio con la calidad del servicio, la frecuencia es un desastre: yo tengo que entrar a trabajar a las 8 de la mañana en Nueva Córdoba, y tengo que estar en la parada a las 6:30. Llego a las 7 allá, una hora antes… porque, si me tomo el siguiente, no llego a horario. La gente quiere trabajar, el barrio quiere prosperar, pero los de arriba lo impiden». – Ramón Pizarro, B° Yapeyú.

 

«Va a influir en esa gente que trabaja en negro, como las empleadas domésticas: por ejemplo, mi madre y hermana, que se toman dos colectivo de ida y dos de vuelta: son $50, cobran $100 y les queda $50 de ganancia. Al mes, tenés medio sueldo en bondi». – Matías, Los Cortaderos.

 

«Los únicos que se benefician son los empresarios. ¿Si hay un arreglo entre los políticos y los empresarios? No lo sé… Pero acá el beneficiado siempre es el capitalista. No el que labura.  Los empresarios son los que pisan fuerte y los que mandan al gobierno. Les dan o le quitan el apoyo de acuerdo a la voluntad de ellos». – Osvaldo Pereyra, B° Yapeyú.

 

«Es una cosa pésima. Nuestro señor intendente caminó con toda la gente del brazo y prometió en este año que nunca iba a aumentar el boleto y fue lo primero que hizo. Gano $200 al día y con los 4 boletos que me tomo, no puedo tener para la comida diaria, el día día. Creo que la gente va a opinar lo mismo, somos todos obreros». – Rubén, Los Cortaderos

 

«El aumento del boleto me genera indignación. Como sociedad deberíamos hacer algo urgente. Aunque sea difícil, como medida de protesta, podríamos dejar de usar el servicio». – Susana Zaccaro, B° Yapeyú.

 

«¡Son una mierda! Piensan en ellos, y no en la gente que necesita viajar. Se creen que ganamos veinte lucas y tenemos para cargar la tarjeta todas las semanas.  No se dan cuenta que en la calle hay gente que no sabe cómo hacer para ir al colegio, o que no puede comprar $5 de pan ¡y estos aumentan el boleto a $12,55!». – Gabriel Víctor Toranzo, B° Yapeyú.

Relacionadas

INVIERNO
5 junio, 2022

BRONCA POR EL FRÍO

Dia Mundial de la Salud
7 abril, 2022

¿A DÓNDE NOS ATENDEMOS?