19 enero, 2017
,

Al Banco, por burro

Si sabés qué tan pobres son los pobres, te dan bolsones.
Si legislás qué tan pobres son los pobres, te dan dietazos.
Si juzgás qué tan pobres son los pobres, te dan ganancias.
Si gobernás qué tan pobres son los pobres, te dan votos.
Si callás qué tan pobres son los pobres, te dan micrófono.
Si tapás qué tan pobres son los pobres, te dan pauta.
Si gritás qué tan pobres son los pobres, te dan pena.
Si mirás qué tan pobres son los pobres, te dan escalofríos.
Si olvidás qué tan pobres son los pobres, te dan uniforme.
Si espiás qué tan pobres son los pobres, te dan Fuerzas.
Si operás qué tan pobres son los pobres, te dan curitas.
Si enseñás qué tan pobres son los pobres, te dan represión.
Y si no sabés qué tan pobres son los pobres, ahí sí, te dan el Banco Nación.

 

Relacionadas

Justicia
6 diciembre, 2022

CHATS: REFLEXIONES URGENTES

DÍA DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD
3 diciembre, 2022

«ORGULLOSOS DE LA SCALONETA»