6 enero, 2017
,

Negro porvenir

Magos de ningún reino, nuestros compañeritos cordobeses del barrio Yapeyú dejaron los zapatitos, agua y pasto para un camellito, justo en la puerta de la Comisaria 6ta, porque ya conocen por experiencia cómo funciona el «Código de Convivencia» y entonces se adelantaron al triste suceso: el negro Baltasar terminó preso, por andar merodeando. ¿Y Melchor? ¿Y Gaspar? No, no, no, ellos estaban paseando.

 

Relacionadas

CORDOBA
24 noviembre, 2022

MORIR ENTRE CUATRO PAREDES

CÓRDOBA
18 noviembre, 2022

LOS BARRIOS AL CONCEJO

Córdoba
17 noviembre, 2022

SIN DERECHO LABORAL, NO HAY SALUD PÚBLICA