24 febrero, 2017
,

CAMPEONATO PAULINA LEBBOS

 

Mientras nos ponemos la camiseta para patearle la pelota al Estado Patriarcal, también nos organizamos para reivindicar nuestros derechos.

 

 

En el marco de la convocatoria al Paro Internacional de Mujeres del próximo 8 de marzo, desde el Frente de Géneros de Tucumán, nos anticipamos con una jugada pensada y ejecutada desde abajo, donde el feminismo popular va tomando fuerza para no quedar desplazado de las cátedras solemnes sobre la opresión de género, ni confundirse entre reivindicaciones necesarias que apoyamos pero no sentimos propias, porque no encontramos en ellas aspectos determinantes de nuestras vidas: aquello que al ausentarse en las discusiones, reflexiones y consignas, nos empuja a quedar afuera de la historia, es la división de clases.

 

 

Hartas de que nos quieran encerrar en una cocina o un lavadero, y que nos digan que solo servimos para acomodar el ropero, decenas de mujeres poderosas vamos a copar El Sapito. El próximo 28 de febrero será el “Campeonato Paulina Lebbos”, para denunciar a los responsables de su femicidio impune, al poder judicial que sigue moribundo, y para brindarle todo nuestro afecto y solidaridad a su familia, pero especialmente a Alberto Lebbos, ese padre coraje que a días de cumplirse 11 años de no tener más a su hija, no baja los brazos, sigue adelante y será nuestro invitado especial.

 

 

Llamá a tus amigas, buscá a tus vecinas, convocá en tu trabajo, armá tu equipo y preparate para esta gran jornada.

 

 

Te invitamos a participarde este torneo de fútbol 7, desde las 15 horas, en la histórica cancha de El Sapito, donde un grupo de empresarios quiere construir otro barrio privado que nos dejaría asfixiadas entre los paredones del negocio inmobiliario.

 

 

Lo recaudado de las inscripciones, venta de comida y bebida, irá destinado a la compra de alimentos para el merendero auto gestionado “Tacitas Poderosas”, en el que tres veces a la semana, vecinas y vecinos de la Vía Diagonal Norte, alimentamos a 200 niños y niñas.

 

 

Históricamente las mujeres fuimos ninguneadas en todas las áreas de la vida, tanto en las disciplinas que supusieron que no podríamos, como en aquellas que nos hicieron creer que eran nuestras únicas alternativas. Porque en estas o aquellas, siempre otros decidieron por nosotras.

 

 

El deporte no es una excepción a la regla, sino véase como en el fútbol tuvimos que hacernos lugar de a poco para que no nos corran afuera de la línea de cal y nuestra única opción deje de ser mostrar el culo para la televisión.

 

 

Pero fieles a los inicios de esta revolución poderosa; que comenzó su andar desde un espacio de fútbol popular, donde niños y niñas compartían aprendiendo que la mentira se termina cuando queda expuesta antela práctica misma, y hoy, en nuestras asambleas, tenemos grandes jugadoras que a la vez son quienes guían el trabajo comunitario día a día; pateamos la buena moral… ¡por Paulina, y por el feminismo popular!

 

 

Relacionadas

INFLACIÓN
17 febrero, 2022

ÍNDICE: NO LLEGAMOS A FIN DE MES

Inundaciones
27 enero, 2022

OTRA VEZ LLUVIA