10 marzo, 2017
,

“NUESTRA HORA”

 
Sigue vendiéndonos, el macabro carnaval del capital. Sigue juzgándonos, el autoproclamado tribunal de la moral. Siguen matándonos, los hijos “sanos” del sistema patriarcal. Y mientras seguimos buscando soluciones colectivas, sin ostentar ninguna verdad revelada, nos hizo una propuesta Érica Rivas: “Seamos una manada”. Con semejante definición de la sororidad, cuesta no anhelar utopías: “Hoy existe un despertar de la sociedad, ahí pongo todas mis energías”. Esta lucha mancomunada rompe el estigma, para crear libres amaneceres: «Son tiempos de cambio de paradigma, en una transformación que provocamos las mujeres”. Sin embargo, pese al crecimiento en la cantidad de asesinadas, intentaron bajar el presupuesto destinado a evitar las peores atrocidades: “De lo que debiera existir no hay nada, ni leyes aplicadas ni cátedras en las universidades”. Recargadas del empoderamiento que tanto molesta, ayer paramos contra el gobierno que no da respuesta, el periodismo que destila machismo, el Poder Judicial indiferente, el salario desigual o inexistente, ante cada cínico que levantó el cartelito de “Ni Una Menos”, pero es cómplice de que nuestros cuerpos sean negocios ajenos, y frente a la Policía que también es parte del problema. “Solo unidas, cambiaremos este sistema”.
 
 
 
 
 

Relacionadas

Narcotrafico
23 junio, 2022

Hablemos de narcotráfico

Poesía de Barro
19 junio, 2022

ÁNGEL NEGRO