20 mayo, 2017
,

Paro histórico de la prensa en Córdoba

 

«LOS MEDIOS NOS INVISIBILIZAN, PORQUE SE CUIDAN ENTRE ELLOS»

 

*Por Esteban Liendo, Secretario Gremial de CISPREN

 

En el marco de una negociación salarial, los trabajadores de prensa de Córdoba, salimos a las calles el jueves 18 de mayo en un paro de las actividades con manifestaciones y escrache, en diversas ciudades de la provincia.

 

Particularmente, en Córdoba Capital, nos hemos hecho presentes en las puertas de la empresa Cadena 3, porque ésta se ha estado negando a otorgarles aumentos importantes a sus trabajadores. Pensamos que lo importante es que nosotros podamos discutir nuestras condiciones laborales. Ése es uno de nuestros reclamos.

 

Desde el Ministerio de Trabajo, se nos ha citado a un total de 11 audiencias, en las cuales no hemos recibido ninguna oferta razonable para destrabar el conflicto. Éste es otro de los grandes motivos de la manifestación de hoy. Porque entendemos que el Estado tiene la responsabilidad de sentar a las partes cada vez que sea necesario. Podrían estar de nuestro lado, ¡debería ser la institución que está del lado de los trabajadores! Si se les ajusta la taba a los empresarios podríamos avanzar en un acuerdo. Pero eso es algo que, hasta ahora, no han hecho y se han limitado a que las audiencias sean una sola vez por semana.

 

La oferta que se nos ha hecho, es un aumento de un 20% en un año, pero en dos veces: una ahora, que en realidad era para abril del 2017, y la otra en octubre. Nuestro sueldo básico hoy en día es de $15.650. Entendiendo que, actualmente, para una vida digna una familia tipo necesita aproximadamente $25.000, no podemos aceptar esa propuesta.

 

Y por supuesto que desde los grandes medios hegemónicos no han salido a mostrar que estamos haciendo un paro de actividades. Están cuidándose entre ellos y cualquier otra noticia parece ser más relevante que visibilizar la lucha de los trabajadores de esos mismos medios.

 

El paro se hizo en toda la provincia de distintas formas, con un acatamiento muy bueno. Entendiendo que para la actividad de prensa este tipo de actividades es muy común, aunque en los medios de prensa no se ve que los trabajadores tomen medidas de acción directa. El hecho de que los productos salgan a la calle o al aire, no quiere decir que no estemos haciendo el paro.

 

Por eso son muy importantes los medios alternativos, comunitarios, autogestionados, como La Garganta Poderosa, que nosotros alentamos y que entendemos la agenda de lucha de los trabajadores tiene que estar en estos medios, que también son nuestros.

 

«UNA MEDIDA QUE CALÓ HONDO AL INTERIOR DE LA VOZ»

 

*Por Andrés Fundunklian, Delegado de La Voz del Interior

 

Como delegado de La Voz del Interior puedo decir que, por suerte, hubo mucho acatamiento por parte de nuestros compañeros, en gran parte gracias al trabajo que venimos haciendo desde la comisión interna de delegados. Estimamos un 70 por ciento de la redacción acató al paro, y en otros sectores de la empresa también se fue adhiriendo gente. Los compañeros que han ido a trabajar nos informaron que fue muy poca gente a la redacción y que prácticamente estaban los jefes y algunos editores. Sí, hubo compañeros que no se animaron a parar pero a su manera se sumaron al reclamo: manifestándose en las redes sociales o mandando un mensaje de apoyo. No quedan dudas: es una jornada histórica, ya que los trabajadores de La Voz hace más de 20 años que no hacían un paro de estas características en el diario.

 

Venimos peleando para que los periodistas se asuman como trabajadores de prensa. En la mayoría de los casos ganan salarios muy bajos, por eso necesitamos que se empiecen a organizar dentro del sindicato y en comisiones internas dentro de esos medios, para poder así manifestarse y, en caso que lo amerite, llegar al paro que es una de las medidas más importantes que podemos llegar a tomar. Los trabajadores de los grandes medios, por la cantidad que son, son quienes más podrían aportar a los paros. Pero tenemos que contar también para que todas las personas sepan, que son ellos quienes a menudo sufren aprietes lo cual hace difícil el organizarse.

 

Aunque desde el departamento de Recursos Humanos, siempre se ponen palos en la rueda, en esta oportunidad se trabajó de una manera muy transparente y logramos que se sumen muchos compañeros más allá de su ideología política. Esta vez era fundamental el reclamo de las mejoras de los salarios y las condiciones de trabajo.

 

Contamos con salarios muy bajos, en general. En nuestra actividad, el salario básico es apenas de $15.650. La gran mayoría de los colegas no gana mucho más que eso, salvo alguno que pueda sumar por antigüedad o por extensión, que en realidad es una precarización de la hora extra. Esa última es una metodología que utiliza La Voz, incumpliendo el convenio colectivo laboral: no paga horas extras, no paga jornada de viaje, en algunos sectores de la empresa no se pagan los feriados como corresponde… hay muchos trabajadores que no están bajo el convenio como deberían estarlo, hay otros que están tercerizados y están tratados por consultoras.

 

Sabemos que la medida caló muy hondo en el interior de La Voz, que al grupo empresarial que maneja el medio le molestó mucho y que seguramente la semana que viene vamos a tener un ambiente de conflicto. Nos estamos preparando para eso y cualquier cosa que suceda.

 

Naturalmente, esperamos que no haya represalias como tales como despidos. No lo prevemos porque no lo han hecho en los últimos años y no creemos que lo hagan ahora. Pero suponemos un escenario de aprietes a algunos compañeros, sobre todo a aquellos que no tienen la experiencia en este tipo de reclamos. Esperamos que no sea así, porque a ellos les puede pesar esta experiencia a la hora de tomar otras medidas similares en el futuro.

 

Esperamos la semana que viene la posibilidad de poder sostener alguna reunión informal con los empresarios, para ver si tienen alguna nueva oferta porque las que han hecho hasta ahora significan muy poco y no nos conforma u creemos que a nadie podría conformar esa oferta. El miércoles tenemos audiencia en el Ministerio para ver si se puede destrabar este conflicto, que es algo que queremos. Pero entendemos que, dadas las circunstancias, nos veremos obligados a endurecer la medida si no se nos acerca una oferta sensata.

 

Relacionadas

CORDOBA
24 noviembre, 2022

MORIR ENTRE CUATRO PAREDES

CÓRDOBA
18 noviembre, 2022

LOS BARRIOS AL CONCEJO

Córdoba
17 noviembre, 2022

SIN DERECHO LABORAL, NO HAY SALUD PÚBLICA