7 marzo, 2018
,

Nos sobran ovarios, nos faltan salarios

 
 
*Por Belén Vega, coordinadora del Frente de Géneros de Los Pumitas.
 
 
El jueves 1 de marzo, de cara al Día Internacional de la Mujer Trabajadora, desde el Frente de Géneros de Los Pumitas levantamos una actividad en el corazón de la canchita, siendo el objetivo principal que el ruido resuene en todo el barrio, para que ninguna compañera se quede sin participar. 
 
 
Realizamos dos actividades: la pintada de una bandera con la que vamos a marchar el 8M y un juego de memoria sobre casos de violencia, recordando momentos vividos por todas, de esos que desnaturalizás sólo cuando luchás. 
 
 
Recordando y reforzando nuestra sororidad, coincidimos que este 8M no es necesario un regalo o que nos digan feliz día, es necesario que se suban a la moto y luchen por nuestros derechos, para que no haya ni una piba que no sepa qué es parar, para que todas sepamos que no somos amas ni esclavas en nuestras casas, y ese laburo que hacemos y no es pago debe ser reconocido. 
 
 
Hay muchos obstáculos en el camino, a todas nos costó y cuesta llegar porque rompemos con mandatos familiares que nos enseñaron a vivir para otros, a ser la que espera por las tardes al compañero con el mate, la comida, la casa limpia. Pero hoy gritamos basta, con los compañeros priorizando los merenderos y espacios de cuidado antes de presenciar la marcha, mientras las villeras paramos y salimos a las calles a pelear por nuestros derechos porque tenemos ovarios de sobra y un sueño que construir: una revolución feminista villera en toda América Latina.

Relacionadas

INCENDIOS
17 septiembre, 2022

¿QUÉ QUEDARÁ DESPUÉS DEL FUEGO?

NARCOTRÁFICO
24 agosto, 2022

LAS BALAS NOS PASAN CADA VEZ MÁS CERCA