30 agosto, 2018
,

El país luchando, también está enseñando

Podríamos hablar de la suba del dólar, del FMI, de la educación y su porcentaje en el PBI, de un 15% de aumento que da risa, de un 38% de inflación anual que horroriza, de las facultades tomadas, de las universidades desfinanciadas, de los villeros que no llegamos a la educación para todos, de que menos llegaremos si borran el presupuesto con los codos, de un pueblo que no permite que el gobierno lo avasalle…

 

Podríamos, ¡pero mejor escuchemos a los docentes, dando cátedra en la calle!

 


 

 

 

¿BUENOS AIRES? ¡PRESENTE!
“Debemos dejar de ver TN y multiplicar las voces de los medios alternativos para entender lo que está pasando: tenemos parada la paritaria desde hace tres meses y sólo nos aumentaron un 5% en noviembre pasado. En este escenario, me preocupa muchísimo la gran deserción estudiantil que existe”, Matías Montenegro, educador de la Universidad Nacional de La Plata.

 

¿CABA? ¡PRESENTE!
“Las condiciones edilicias están al límite hace años en diferentes facultades, mientras que el sistema científico se ve seriamente perjudicado por el mismo abandono”, Florencia Milanese, educadora de la Universidad de Buenos Aires.

 

¿CATAMARCA? ¡PRESENTE!
“Tenemos una gran necesidad de carreras acordes a las problemáticas reales de la provincia. Para cambiar esto, muchos docentes jóvenes luchan buscando una nueva concepción de la docencia”, Manuel Fontenla, profesor de la Universidad Nacional de Catamarca.

 

¿CHACO? ¡PRESENTE!
“Algunos actores de la UNNE señalan que creció el presupuesto, pero no lo vemos. Además, contábamos con becas de investigación y distintos programas que hoy ya no están. En mi cátedra habitualmente tenía 70 estudiantes y hoy tengo la mitad”, Claudio Núñez, profesor de la Universidad Nacional del Nordeste de Chaco.

 

¿CHUBUT? ¡PRESENTE!
“El recorte en infraestructura y la suspensión de obras no permite acomodar a los 1500 alumnos. Por eso, con la marcha de hoy luchamos contra la extranjerización de la economía para mejorar el país”, Demian Barri, docente de la Universidad Nacional San Juan Bosco, Chubut.

 

¿CÓRDOBA? ¡PRESENTE!
“El salario tan bajo acarrea una gran desmotivación. Y con los escasos presupuestos el Gobierno genera condiciones para que las carreras sean más cortas y que el título valga menos. ¿Por qué? Para luego pagar un posgrado en casas de estudios privados”, Julio Muro, educador de la Universidad Nacional de Córdoba.

 

¿CORRIENTES? ¡PRESENTE!
“Aquí hay un protocolo mercantilista en contra de los docentes porque esperaron el inicio de clases para los ajustes salariales. Luego, desconocieron el derecho a huelga con una conciliación obligatoria. En nuestro país la mayoría de los pobres son niñas, niños y adolescentes: la educación pública debe llegar a ellos”, Conrado Rudy Pérez, profesor de la Universidad Nacional del Nordeste, Corrientes.

 

¿ENTRE RÍOS? ¡PRESENTE!
“Hoy tenemos menos estudiantes porque la clase más maltratada es la trabajadora. Hay una gran sordera de quienes gobiernan, por estar preocupados en responder a los grandes capitales. Quieren seguir tirando de la cuerda… Entonces debemos ser muchos en las calles”, Karina Arach, educadora de la Universidad Nacional de Entre Ríos.

 

¿FORMOSA? ¡PRESENTE!
“Apoyamos la lucha porque queremos una universidad pública, gratuita y de excelencia. Acá tenemos edificios nuevos, pero faltan comedores y albergues estudiantiles. Exigimos un mayor presupuesto para la investigación, la ciencia y toda la comunidad educativa”, Víctor Giménez, profesor de la Universidad Nacional de Formosa.

 

¿JUJUY? ¡PRESENTE!
“Preocupa la distribución económica en la facultad y los bajos presupuestos que llegan desde el gobierno. Mi sueldo es de $9000, por lo que debo dar clases a nivel medio además de sostener un microemprendimiento para llegar a fin de mes”, Karina María de los Ángeles Espinoza, docente de la Universidad Nacional de Jujuy.

 

¿LA PAMPA? ¡PRESENTE!
“La movilización de hoy muestra un conflicto tapado por las corporaciones mediáticas para que no se sepa. Mientras tanto, vacían a las universidades con una clara intención de destruirlas lentamente”, Damián Repetto, profesor de la Universidad Nacional de La Pampa.

 

¿LA RIOJA? ¡PRESENTE!
“Para vivir tengo tres trabajos: docente de nivel medio, terciario y universitario. Tuve que hacer eso porque el salario no alcanza ni para cubrir la canasta básica. Por eso salimos a la calle a impedir el avasallamiento”, Nicolás Jozami, docente de la Universidad Nacional de La Rioja.

 

¿MENDOZA? ¡PRESENTE!
“Los salarios universitarios están muy lejos de ser dignos: el INDEC dice que la canasta básica ronda los $19.600, por lo que el 50% de los docentes somos pobres. Es triste que el Gobierno piense a la educación como un bien de mercado”, Javier Bauzá, educador de la Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza.

 

¿MISIONES? ¡PRESENTE!
“Necesitamos profundizar las medidas puesto que si continúa el plan de ajuste las cursadas no serán garantizadas a mediano plazo. En nuestros gastos habituales, además de no llegar a la canasta básica, no toman en cuenta los libros, los congresos, el transporte y los posgrados”, Tania Da Motta, profesora de la Universidad Nacional de Misiones.

 

¿NEUQUÉN? ¡PRESENTE!
“Este año no recibimos dinero del Gobierno Nacional, por lo que no pudimos completar obras, realizar mantenimientos ni comprar materiales. De continuar así no podremos pagar la luz, el gas, el agua ni las becas. O sea, las universidades dejarán de ser gratuitas… el gobierno quiere una sociedad esclavizada”, Griselda Fanese, profesora de la Universidad Nacional del Comahue, Neuquén.

 

¿RÍO NEGRO? ¡PRESENTE!
“La UNCo tiene 15 sedes en Neuquén y Río Negro imposibles de mantener con el presupuesto de 3 mil millones de pesos, al sufrir este plan neoliberal de un gobierno alineado con el FMI para reducir las pautas salariales. No quieren gente que piense, sólo buscan que el pueblo sea un rebaño”, Fabián Bergero, educador de la Universidad Nacional del Comahue, sede General Roca, Río Negro.

 

¿SAN JUAN? ¡PRESENTE!
“Principalmente sufrimos la falta de presupuesto para financiamiento e insumos. A pesar de la que la sociedad sanjuanina no es adepta a las marchas y la comunidad universitaria no es combativa, los jóvenes tomaron tres de las cinco facultades”, Víctor Fernández, docente de la Universidad Nacional de San Juan.

 

¿SALTA? ¡PRESENTE!
“Aquí se reproduce la desigualdad social debido a una estructura jerárquica alentada por una mala distribución de recursos y una meritocracia que margina a las villas. Unidos debemos contrarrestar la falta de sensibilidad: creo en los estudiantes como fuerza transformadora», Silvia Castillo, docente de la Universidad Nacional de Salta.

 

¿SAN LUIS? ¡PRESENTE!
“Los giros de fondos son por debajo de la inflación y nuestra universidad dispone de una reserva propia, pero no alcanzará para más de dos meses. Estamos desesperados. La marcha nacional es una demostración de la unidad de los trabajadores que le dirán al gobierno nacional que este ajuste no lo vamos a pagar nosotros”, Antonio Mangione, docente de la Universidad Nacional de San Luis.

 

¿SANTA CRUZ? ¡PRESENTE!
“Argentina tiene facultades y docentes que son ejemplos en la región, pero están precarizados. Hay cargos ad honorem y contratos débiles, mientras que la mayoría cobramos salarios bajos”, Romina Behrens, docente de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, Santa Cruz.

 

¿SANTA FE? ¡PRESENTE!
“Debimos acostumbrarnos a un edificio que se cae a pedazos, donde no hay gas hace años, muebles suficientes y faltan vidrios. Por eso, hicimos una facultad itinerante junto a los estudiantes”, Virginia Savoini, docente de la Universidad Nacional de Rosario, Santa Fe.

 

¿SANTIAGO DEL ESTERO? ¡PRESENTE!
“Como muchísimos laburantes sufrimos la precariedad e inseguridad laboral, así como las dificultades para cubrir las necesidades básicas. El atraso salarial es histórico, pero ha recrudecido a nivel de indignidad”, Gladys Lloys, docente de la Universidad Nacional de Santiago del Estero.

 

¿TIERRA DEL FUEGO? ¡PRESENTE!
“La sede de Ushuaia se reparte en cuatro edificios, lo cual complica la cursada, mientras que en la de Río Grande faltan aulas, impidiendo que se abran nuevas carreras. Esto se debe a que las obras fueron interrumpidas”, Alfredo Isasmendi, educador de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego.

 

¿TUCUMÁN? ¡PRESENTE!
“Somos miles precarizados e incluso debajo de la línea de pobreza. Hay un gran vaciamiento, una intención privatista con restricciones en las becas y recortes en investigaciones. Por eso seguimos en asambleas permanentes, marchando y visibilizando la crisis”, Priscilla Hill, profesora de la Universidad Nacional de Tucumán.

Relacionadas

Abuso en las Infancias
7 diciembre, 2022

JUSTICIA POR ARCOÍRIS

Justicia
6 diciembre, 2022

CHATS: REFLEXIONES URGENTES

DÍA DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD
3 diciembre, 2022

«ORGULLOSOS DE LA SCALONETA»