31 agosto, 2018
,

Juicio a los asesinos del comunero indígena Chocobar

 
 
El Tribunal de la sala IV en lo Penal, constituido por Wendy A. Kassar, Emilio Páez de la Torre y Gustavo Romagnolidio, dio inicio el martes 28 al juicio contra los responsables del asesinato del comunero indígena Javier Chocobar.
 
 
Tuvieron que pasar ocho años y diez meses para llegar al debate oral, que no hubiera sido posible sin la presión social llevada adelante por familiares, organizaciones políticas y de DD.HH. que conforman la mesa de apoyo a la causa.
 
 
Chocobar fue asesinado el 12 de octubre de 2009, el “día de la Diversidad Cultural”, al recibir un proyectil de arma de fuego mientras defendía su comunidad en El Chorro, localidad de Trancas. La comunidad Los Chuschagasta viene defendiendo ese territorio ancestral hace más de diez años en una disputa con el terrateniente Darío Luis Amín y su socio Luis Humberto Gómez, policía retirado vinculado al comando parapolicial «Atila» del Malevo Ferreyra. Aquel día, Amín y Gómez se presentaron de forma amenazante en la comunidad junto a Eduardo José del Milagro Valdivieso Sassi, también agente retirado de la policía de Tucumán, reclamando la propiedad de las tierras, que para ellos posee valor por la cantera de piedra laja que se encuentra en el territorio. Estos señores, de actitudes colonizantes, abrieron fuego contra los integrantes de la comunidad, asesinando a Javier e hiriendo a otros tres hombres.
 
 
 
 
 
 
Gómez, Amín y Valdivieso Sassi se encuentran imputados por participación criminal necesaria en el delito de homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa en perjuicio de Javier Cristóbal Chocobar por el primer delito y Andrés Joaquín Mamaní y Emilio Germán Mamaní por el segundo delito.
 
 
Una gran movilización integrada por organizaciones sociales y políticas, organismos de derechos humanos y gran parte de la comunidad indígena, se hicieron presentes en las calles una hora antes de la primera audiencia. 
 
 
En la segunda audiencia, llevada a cabo durante la mañana del jueves 30, dio su testimonio Rubén Manolo Chocobar, hijo de Javier, de 42 años de edad.
 
 
Él, que en sus brazos vio morir a su padre, relató al tribunal cómo fueron los sucesos de aquel trágico día: «Darío Amín recibió la orden del hombre de gorra blanca (Gómez) de bajar a uno y le disparó a mi papá, después escapó junto a las otras personas. Yo até a mi papá con un buzo para que no se vaya en sangre, pero no aguantó».
 
 
Al ser interrogado por la querella sobre qué hacia su padre y como está su familia en la actualidad, comentó «mi papá era carpintero, artesano, sembraba, y era vocal de la comunidad. Mi familia quedó destruida, tenemos mucho miedo, a veces ni ganas de vivir, esto nos cambió la vida».
 
 
A lo largo del juicio, se estima que pueden llegar a pasar más de cien testigos. Y está previsto que las audiencias se desarrollen martes, miércoles y jueves, desde las 8 hasta las 14.

Relacionadas

INFLACIÓN
17 febrero, 2022

ÍNDICE: NO LLEGAMOS A FIN DE MES

Inundaciones
27 enero, 2022

OTRA VEZ LLUVIA