24 septiembre, 2018
,

«Iván y Ezequiel son 30 mil»

 

 

* Por Norberto Liwski,
torturado durante la última dictadura cívico-militar.

 

 


 

 

Ustedes, poderosos amigos, hoy deben sentirse realmente orgullosos, porque nos han demostrado a todos que ni el dolor de la tortura, ni la humillación sufrida, les fueron impedimento para luchar por la dignidad humana. Convencidos, confiaron en sus vecinos, en sus asambleas, en sus familias, en sus abogados, en cada persona que los acompañó durante todo este tiempo. Y sí, hoy son el testimonio vivo del poder popular frente a estos crímenes aberrantes que cometen las Fuerzas de Seguridad.

 

Tomaron el duro camino de gritarlo hasta que fuera Verdad y no lo abandonaron jamás. No claudicaron ni un segundo y después de tanta pelea, ¡lograron que se hiciera justicia! Por ustedes, claro, pero también por nosotros, por aquellas y por aquellos que 42 años después continuamos batallando para llegar hasta ese lugar. Por eso, aquí necesito escribirles mi más profundo y sentido abrazo, ¡porque son un ejemplo de lucha en comunidad!

 

El fallo fue posible por la enorme capacidad organizativa que sostuvieron, por el trabajo colectivo y por esa inmensa madurez que les permitió adecuar sus acciones a las flacas oportunidades que brinda este sistema jurídico vetusto y obsoleto. Sinceramente, confío en los límites que impondrá esta sentencia para las pretensiones de impunidad que se han enclavado en las entrañas del aparato represivo: todos los funcionarios públicos del Ministerio de Seguridad sabrán que, por ese camino de terror, serán confrontados por una comunidad consciente, organizada. Y poderosa.

 

Desde los sectores más humildes hasta la mismísima clase media, el pueblo ya entiende que no se puede permanecer pasivo frente a la represión, el despojo, el ajuste indiscriminado y la ausencia progresiva de garantías. ¡No podemos estar de brazos cruzados, viendo cómo entregan el país! Sin esperar nada de nadie, debemos ganar las calles y reclamar a las autoridades como lo haremos hoy, engrosando las columnas para decirle a este Gobierno que ya no se aguanta más, que respete los Derechos Humanos y que deje de perseguir a la organización popular…

 

¡La Garganta es otra Carta a la Junta Militar!

 

 

“IVÁN Y EZEQUIEL SON 30 MIL”

* Por Norberto Liwski,
torturado durante la última dictadura cívico-militar.

Ustedes,…

Publicado por La Garganta Poderosa en Lunes, 24 de septiembre de 2018

 

Relacionadas

Día del Orgullo
28 junio, 2022

ESTE ORGULLO QUE NO SE QUITA

Fumigaciones
27 junio, 2022

«YO TRABAJO CON LA TIZA, NO CON EL VENENO»

Masacre de avellaneda
26 junio, 2022

JUNIO ARDE ROJO