5 septiembre, 2018
,

Universidad ganada

Después de la vergonzosa propuesta de aumento salarial docente ofrecida por el ministro de Educación, después de que se intentara tildar la lucha como una alianza partidaria de su oposición, después de hacer oídos sordos a las 350 mil gargantas que en Capital Federal gritaron hondo que la educación del pueblo no se vende, de a poco se va dejando en claro que la unión obrero-estudiantil ya viene en combo. Por eso, este lunes, en el sur de Santa Fe las medidas se agravaron: quienes coparon las calles y tomaron rectorado hace ya dos semanas, definieron por asamblea la toma de sus casas de estudio.

 
 
Después de las sucesivas marchas a lo ancho y a lo largo del país en defensa de la educación pública y en repudio al FMI, en la Universidad Nacional de Rosario las y los estudiantes convocaron asambleas en distintas facultades para acompañar al colectivo docente en su plan de lucha activo. Ante un ciclo lectivo con deserción récord y yendo ya por la quinta semana de paro con universidad itinerante, la unión estudiantil es indispensable. 
 
 
La toma de la UTN (Universidad Tecnológica Nacional) y de diez facultades y dos escuelas de enseñanza media dependientes de la UNR visibilizan que el pueblo estudiantil se organiza y pelea por la educación. 
 
 
 
 
Dos de esas facultades nunca habían sido tomadas por el estudiantado, la Facultad de Ciencias Veterinarias y la de Derecho, lo que evidencia la profundización de la lucha en un contexto de recorte a lo que es del pueblo. La medida abarcó facultades localizadas en ciudades aledañas como son Zavalla y Casilda, otras en el centro y todas aquellas ubicadas en la «Siberia», como se conoce a la Ciudad Universitaria de Rosario. 
 
 
Entre mate y mate, guitarreadas, radios abiertas y fogatas, los salones y pasillos fueron llenando sus suelos de resistencia, con forma de bolsas de dormir y colchonetas, para evidenciar que no hay estudiante que pretenda dar paso atrás. 
 
 
Esto no queda acá: la decisión de la toma indeterminada aún no se llevó adelante, aunque las asambleas van a sucederse en cada Facultad y Escuela Media a diario para ver de qué manera seguir esta lucha. La tarde del martes 4 decidió seguirse con esta medida de fuerza, así como la Facultad de Bioquímica se sumó al reclamo con una «Asamblea Itinerante» que se extenderá durante la noche.
 
 
En cada pasillo entre abrazos y saltos, una idea dio vueltas con forma de canción: «Los estudiantes no cambian de idea, pelean por la Educación».

Relacionadas

INCENDIOS
17 septiembre, 2022

¿QUÉ QUEDARÁ DESPUÉS DEL FUEGO?

NARCOTRÁFICO
24 agosto, 2022

LAS BALAS NOS PASAN CADA VEZ MÁS CERCA