19 diciembre, 2018
,

«Ángel de la soledad»

 

 

Vivo, muerto o muriendo, seguir haciendo para seguir haciendo, la merienda y el desayuno, sin otra venda, sin otro 2001, en todos los barrios, con huevos, con ovarios, de puro corazón, por convicción, bajo cualquier gobierno, adentro del infierno, arriba del barro, afuera del tarro, entre bolsones de conciencia, contra los cagones y su prepotencia, cavando una canaleta o volando en bicicleta, pero siempre alimentando nuevas utopías, todos los brutos días, eternamente…

 

A 17 años,

 

¡POCHO LEPRATTI PRESENTE!

Relacionadas

ECUADOR
22 junio, 2022

EL PUEBLO EN LAS CALLES

Día de la Bandera
20 junio, 2022

DONDE EL CIELO SE UNE CON EL MAR