29 diciembre, 2018
,

Cierre de año a puro rap y carnaval

 
 
Este 2018 para nosotros fue un año cargado de emociones y sentimientos diversos. Asistimos a la profundización de una crisis neoliberal que afecta de manera más aguda a nuestras barriadas: muchos vecinos y vecinas perdieron sus trabajos y en los comedores las raciones de comida no alcanzan. Por otro lado, pudimos ver y sentir en carne propia el retroceso en materia de Derechos Humanos y el aumento de la represión a la protesta social y a la militancia: compañeros encarcelados en el marco de manifestaciones, fallos a favor de culpables de casos de gatillo fácil y femicidas. Y como novedad en Córdoba, Gendarmería Nacional revisando mochilas en los colectivos gracias al Comando Unificado Córdoba, un acuerdo entre el Ministro de Gobierno Juan Carlos Massei y Bullrich, que hace unos días se hizo Ley.
 
 
Pero claro, no todas fueron malas. Desde la Asamblea Poderosa del barrio Los Cortaderos tuvimos la hermosa satisfacción de poder inaugurar nuestro espacio propio. Cuando el gobierno nacional, en un intento por mercantilizar la cultura, cerraba un ministerio, nosotros parimos “La Casita de la Pode”. Un espacio hecho por y para el barrio, para que los espacios de educación popular sigan su marcha, para que las cooperativas de trabajo sigan construyendo desde la Economía Popular y para que transformemos nuestras realidades.
 
 
Por eso, y porque entendemos que ningún gran cambio para nosotros, puede estar separado de la cultura de la solidaridad, la alegría y el encuentro, es que decidimos festejar y seguir alzando nuestro grito. El día 16 de diciembre los vecinos del barrio realizamos la última jornada cultural del año en nuestro espacio junto a varios invitados.
 
 
Para darle inicio a la jornada, se presentó una obra de títeres que se ha presentado hasta en México y atrajo a todos, desde los más pequeños hasta los más grandes, contagiando muchas risas y sonrisas. Y cuando el calor era muy intenso,  «¡bombuchazo!» se escuchó de lejos, sumergiéndonos en un gran carnaval mientras el sol nos abrasaba.
 
 
 
 
Rondaban las 17:30 hs y las vecinas asomaron con la merienda para recargar energías, al tiempo que se presentaba otro invitado: un muchacho que narraba «cuentos contados», Santiago Araya nos narraba cuentos de distintas autorías, entre ellas, Maria Elena Walsh.  Mientras todo esto sucedía, la feria de ropa y de comidas atraían a más y más vecinos y vecinas que ven en estas formas de autogestión dentro de la Economía Popular una manera de enfrentar a la crisis y exigir al Estado que nos sigue abandonando en lo esencial.
 
 
El sol de a poco se iba escondiendo cuando el rap comenzó a sonar con un nuevo invitado: Ale y sus letras expresando el sentimiento villero. «Ellos nos ven como peligrosos, los cuidan de nosotros pero ¿a nosotros quién nos cuida?”. Es que a nosotros nos toca cuidarnos de quienes nos vienen a cuidar, por eso necesitamos más organización y empoderamiento barrial.
 
 
Seguramente en esos medios de comunicación que tildan a nuestro barrio de “tierra de ladrones” o de “boulevard de los atracos”, no lo han escuchado así que les contamos: en la jornada también se presentaron un grupo de muchachitas del barrio que nos hicieron bailar con la zumba y las danzas árabes, con una sonrisa reflejada en su rostro.
 
 
Finalizando la jornada, se presentaba el último artista invitado que nos traía rap desde los barrios, Agustín MLC, que mientras improvisaba nos contaba que en el barrio otro espacio de educación popular vamos a tener: un taller de rap para Los Cortaderos, los pibitos y pibitas van a poder aprender a cantar y a escribir rapeando.
Cerrando la jornada, abrazó a cada uno de nosotros y nosotras por ser tan poderosos, por no bajar los brazos y seguir insistiendo.
 
 
Muchas veces parecemos cansados, desesperanzados pero son estas instancias las que nos hacen ver que la lucha es una herramienta sarpada para que seguir encontrándonos todos juntos, ya sea festejando, gritando por lo que nos falta o construyendo lo que no queremos que nos falte: ¡Feminismo Villero, urbanización de nuestros barrios y Control Popular a las Fuerzas de Seguridad!
 
 

Relacionadas

LOS CORTADEROS
22 septiembre, 2020

UNA CASITA QUE REBALSA SUEÑOS

Los Cortaderos
28 marzo, 2020

En el barrio vive la fuerza colectiva

Los Cortaderos
10 marzo, 2020

El carnaval nos transforma y nos motiva