8 febrero, 2019
,

Resistencia originaria

 

No basta con ser una comunidad indígena pluriétnica.

 

No basta con haberse arraigado en el Paraje Punta Canal, de Tigre, donde en 2004 se hallaron restos arqueológicos de 1000 años de antigüedad.

 

No basta con haber sido reconocida por organismos oficiales: el Consejo Provincial de Asuntos Indígenas, en 2011; el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, en 2015; la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, en 2016.

 

 

No basta con la ley 26.160 que prohíbe los desalojos de las comunidades originarias para evitar el actual juicio en su contra.

 

No basta con una legislación para contrarrestar el poder de la constructora “Eidico”, del superpoderoso Jorge O’Reilly, que se relame ante un nuevo negocio inmobiliario.

 

No basta con la firme resistencia de un espacio sagrado, integrado por los pueblos Wichí, Kolla, QOM y Guaraní.

 

Basta de mirar para otro lado y hagamos circular esta información, para que no arrasen con Punta Querandí.

 

 

Relacionadas

Pueblos Originarios
24 septiembre, 2022

ESTUDIAR ES UN ACTO DE REBELDÍA

Cromañón
23 septiembre, 2022

EXPROPIAR CROMAÑÓN, CONSTRUIR MEMORIA

LEY DE HUMEDALES
22 septiembre, 2022

LOS HUMEDALES AL CONGRESO