1 febrero, 2019
,

«¡Urgente, nos están contaminando!»

 

 

 

 

En la Villa 21-24 de Barracas el agua sale con olor a cloaca. Literal, con olor a caca. ¿Olés? No podés. Pero al menos tratá de imaginártelo, por favor, un hedor nauseabundo que no deja respirar, un olor inmundo que da ganas de llorar. A veinte minutos del centro de la capital, no existen buenos aires porque el agua sale con gusto a tierra, a sucio. Intentá inspirar a tu paladar, por favor, y sentí ese sabor ¡de mierda! Bien de mierda. ¿Ves? Sí, podés. Mirá esa foto, observá ese color, por favor, ya no hace falta que uses la imaginación: ¡Se zarpa en marrón!

 

 

 

La Junta Vecinal realizó un estudio a través de la Facultad de Ingeniería de la UBA y las tres muestras acaban de dar positivo en “infección bacteriológica”, lo que significa que el agua es NO POTABLE y que puede generar infecciones, fiebre, vómitos, náuseas y diarrea a las ¡28 mil personas! que la consumen en las nueve manzanas afectadas. Allí, el Gobierno de la Ciudad está llevando a cabo una obra cloacal, pluvial y de agua que debió finalizar en marzo pasado. Allí, hay 6 comedores que no pueden alimentar a más de 2400 vecinas y vecinos para no intoxicarlos. Allí, la UGIS, ACUMAR, AySA y la empresa Pose S.A, que ganó la licitación de la construcción, nos están contaminando.

 

 

 

¿Incolora, insípida e inodora?

 

 

Dejen de envenenarnos la vida, 
¡la concha de la lora!

Relacionadas

Fumigaciones
27 junio, 2022

«YO TRABAJO CON LA TIZA, NO CON EL VENENO»

Masacre de avellaneda
26 junio, 2022

JUNIO ARDE ROJO

MASACRE DE AVELLANEDA
26 junio, 2022

MAXI Y DARÍO PRESENTES