8 abril, 2019
,

Me robaron a mi hijo

 

 

* Por Silvana Ferreyra,
mamá de Valentino.

 

 

Por favor, les pido que lean mi historia porque estoy desesperada. Mi hijo se llama Valentino Franco Medina y hace tres años y medio me lo robó su padre, Sergio Medina, quien fue mi pareja desde 2007. Ya en los primeros meses de la relación me insultaba, me agredía y me golpeaba, pero yo lo perdonaba. A principios de 2015 amanecí con los pies y las manos amarradas y esa fue la señal para irme. Agarré lo que pude y me escapé con mi nene. Seis meses después apareció y lo empezó a ver cada fin de semana. Nunca me negué. Pero en el verano de 2016 me pidió tenerlo diez días. Y ahí empezó el calvario.

 

 

Al cumplirse el plazo acordado, llamé a su casa en La Matanza pero nadie me respondió. Fui directamente y me descolocó su respuesta: «Vos a tu hijo no lo ves nunca más». Me desesperé, empezamos a forcejear pero me cerró la puerta. Ese mismo 22 de enero hice la primera denuncia en la Comisaría de la Mujer de San Justo y al día siguiente fui a la Oficina de Violencia Doméstica donde denuncié todos sus maltratos.

 

 

La causa se inició en el Juzgado 8 de Capital Federal, que dictaminó tres oficios con orden de allanamiento, detención y el «reintegro» de Valentino. Pero como mi ex tiene vínculos con la Policía, no prosperaron. Recién en la siguiente audiencia, el 30 de septiembre de 2016, el mismo Juzgado pidió la «revinculación» con mi hijo, porque ya habían pasado 9 meses sin verlo. Y como ya vivía en provincia definieron trasladar la causa al Juzgado 9 de La Matanza, donde me explicaron que no tenían lugar para la revinculación, que debía buscarlo yo misma. ¡Me dejaron completamente a la deriva!

 

 

A fines de 2016 quise presenciar su egreso de pre escolar, pero me lo prohibieron. Los directivos me dijeron que necesitaba una orden para entrar. Desde afuera, llorando, vi cómo le entregaban el diploma. Cuando salió de la escuela nos abrazamos muy fuerte. Desde atrás el padre me forcejeó para que lo soltara y por ese acercamiento la Policía me arrestó dos días y medio, se me abrió una causa por sustracción de menores y ahí me enteré que mi ex me había denunciado por abandono, por drogadicta, por alcohólica y mafiosa. La Justicia llevaba este proceso en mi contra que jamás me habían notificado.

 

 

Lloro cada día que pasa porque mi nene es todo para mí y lo amo con el alma. Es insoportable pasar cumpleaños sin verlo, días de la madre que no existieron. Me lo robaron y me arrebataron el derecho a ser mamá: a fines de marzo pasado, el Tribunal 5 bonaerense me acaba de condenar a cinco años y medio de prisión domiciliaria por «sustracción, retención y ocultamiento de menor». ¡Una farsa total! Pagué muy caro ser mujer y de Ciudad Oculta… Nunca el Estado me acompañó ni me asesoró en todo este tiempo. Ya no sé qué hacer, no tengo ni para pagar un abogado. Perdí mi trabajo como peluquera y ahora embolso hojas N°3 en mi casa a cambio de unos pesos para comer.

 

 

Por favor, les pido que divulguen mi historia: quiero acompañar a mi hijo a la escuela, cocinarle, abrazarlo, sentirlo cerca. Me estoy muriendo sin él, lo necesito y sé que él a mí también.

 

 

Aunque me cueste toda la vida, no voy a rendirme ni a descansar, hasta tener a Valentino de nuevo a mi lado.

Relacionadas

Pueblos Originarios
24 septiembre, 2022

ESTUDIAR ES UN ACTO DE REBELDÍA

Cromañón
23 septiembre, 2022

EXPROPIAR CROMAÑÓN, CONSTRUIR MEMORIA

LEY DE HUMEDALES
22 septiembre, 2022

LOS HUMEDALES AL CONGRESO