2 mayo, 2019
,

Un museo de la garganta de los barrios

 

*Letras por Facundo Farias y fotos por Juan Astudillo, comunicadores de barrio Yapeyú, Córdoba.

 

Y si, después de semanas intensas a puro esfuerzo y trabajo autogestivo, el sábado 20 se inauguró nuestro primer museo de La Garganta Poderosa en el camping Kachay Kukuy, en San Marcos Sierras, Córdoba. Para arrancar la jornada desde la capital cordobesa salimos muy temprano desde los barrios Yapeyú y Los Cortaderos para gritar presente y abrazarnos con nuestros hermanos de San Francisco, Río Cuarto y El Sauce, así como también con asambleas compañeras de diferentes puntos del país como La Rioja, San Juan, Santa Fe, Buenos Aires, Chaco, Tucumán y Río Negro.

 

Con abrazos y alegría, comenzamos este festival con una feria de la economía popular, donde las cooperativas de vecinas y vecinos tuvieron su lugar y compartieron ese momento junto a otros laburantes sin patrón. Las coopes poderosas hoy pueden mostrar sus hermosos productos y trabajos en el museo que grita por los trabajadores. En tres grandes muestras de fotos que daban color a la naturaleza de la sierra se podía ver el trabajo que se viene haciendo desde las poderosas asambleas de todo el país desde la Educación Popular, desde el feminismo villero y los espacios de comunicación que están dentro de nuestra organización y dan sentido a la identidad de nuestra revista.

 

Dando la apertura, arriba del escenario se hicieron presente nuestras compañeras: Susana de barrio Yapeyú de Córdoba,  y La Negra, del barrio Chalet de Santa Fe, quienes comenzaron hablando del esfuerzo de todo un año que se volvió un museo para mostrar la cultura de nuestro barrios y la dignidad con la que se mantiene viva la memoria. Así, amuchados por tantos brazos y gente que nos acompañó ese día y tantos otros, fuimos desde el escenario al museo, para poder hacer la presentación de una obra de arte hecha en hierro por los herreros de la “Herrería Clandestina”, una réplica de “La Poderosa”, la moto que el Che Guevara utilizó junto a Alberto Granados.

Al momento de cortar la cinta y abrir las puertas de un nuevo espacio de visibilidad para la cultura villera, Román nuestro vecinito del Yape, junto a un puñado de protagonistas que construyeron el museo se hicieron presentes; para que la comunidad de San Marcos y todas las personas que quieran conocer nuestra historia puedan hacerlo y puedan acercarse a la realidad de nuestros barrios.

Y sí, al final, todos y todas felices, porque tenemos un nuevo lugar donde escucharán nuestros gritos, y podemos llenar con nuestra historia.

Relacionadas

INCENDIOS
17 septiembre, 2022

¿QUÉ QUEDARÁ DESPUÉS DEL FUEGO?

Espacios Verdes
12 septiembre, 2022

QUÉ DIFÍCIL ENCONTRAR UN LUGAR DONDE JUGAR

Córdoba
8 septiembre, 2022

¡JUSTICIA POR BLAS CORREAS!