29 junio, 2019
,

Basta de todo

 

 

Basta de que el promedio de vida trava y trans sea de 35 años. De llorar una muerte cada 96 horas. De dejarnos abandonadas, marginadas al punto de que el 82% de nuestra comunidad no cuente con trabajo formal y el 90% viva en la pobreza.

 

 

Basta de no garantizar la ley de identidad de género en todo el país. De dejarnos libradas al azar, sin reglamentar el cupo laboral trans sancionado en 2015 en la provincia de Buenos Aires y sin siquiera aprobarse integralmente en 20 provincias.

 

 

Basta de tanta violencia, de tanto odio, de tanto estigma. Gritamos con voz propia, escribiendo nuestra historia sin miedo ni todo ese chamuyo…

 

 

BASTA DE MATARNOS,

¡Y que viva el orgullo!

 

 

Relacionadas

Abuso en las Infancias
7 diciembre, 2022

JUSTICIA POR ARCOÍRIS

Justicia
6 diciembre, 2022

CHATS: REFLEXIONES URGENTES

DÍA DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD
3 diciembre, 2022

«ORGULLOSOS DE LA SCALONETA»