2 agosto, 2019
,

Morenazo

 

 

A un año de la explosión de la Escuela Nº49 por una fuga de gas, producto de la negligencia estatal, maestras y maestros de Moreno mantienen la memoria activa, porque el municipio “sigue sin promover la inversión educativa». En medio de un silencio calamitoso, el gobierno de María Eugenia Vidal lejos está de cambiar: “Enseñamos escribiendo en la pared de un aula modular”. Sí, en la pared. Sí, sin exagerar, pues luego de las muertes que movilizaron al país el 2 de agosto de 2018, todo está igual o peor que antes: “Hay colegios que tienen 150 viandas para 1100 estudiantes”. Y eso no es todo, ya que las promesas gubernamentales se fueron por las alcantarillas: “Damos vuelta los tachos porque no tenemos sillas”. Mientras la causa judicial avanza lenta, demasiado lenta, a 365 días de que la docente Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez dieran su vida para no permitir ni un paso atrás, “en Moreno sigue habiendo, al menos, 40 escuelas sin gas”.

 

 

Relacionadas

Pueblos Originarios
24 septiembre, 2022

ESTUDIAR ES UN ACTO DE REBELDÍA

Cromañón
23 septiembre, 2022

EXPROPIAR CROMAÑÓN, CONSTRUIR MEMORIA

LEY DE HUMEDALES
22 septiembre, 2022

LOS HUMEDALES AL CONGRESO