25 agosto, 2019
,

O sole nuestra

 

 

 

 

 

 

No tiene los ojos vendados, ni tapados, ni cerrados. Ve, mira y observa, Soledad Villamil, aunque varios pasillos de la Villa 31 estén casi sin luz hace un mes a las sombras de algún pretexto: “Patear la pelota hacia adelante les permite subejecutar el presupuesto”. Actriz reconocida, compositora y cantante, siente su vocación en varios planos: “El arte y la cultura nos hacen profundamente humanos». Su voz, su poder de la palabra potencian el descargo: “El feminismo se introdujo tan rápido que el mainstream debió hacerse cargo”. La televisión, sí, y la sociedad toda también, porque nos hicimos ver: “Sigue existiendo el discurso misógino, pero nosotras ya no vamos a retroceder”.

Relacionadas

Día del Orgullo
28 junio, 2022

ESTE ORGULLO QUE NO SE QUITA

Fumigaciones
27 junio, 2022

«YO TRABAJO CON LA TIZA, NO CON EL VENENO»

Masacre de avellaneda
26 junio, 2022

JUNIO ARDE ROJO