26 septiembre, 2019
,

Cinco años igual

 

 

* Por Mario González,
papá de César González, normalista desaparecido en Ayotzinapa.

 

 

Hoy se cumplen cinco años de dolor, de desesperación, y también de una lucha motorizada por el amor que sentiremos siempre los familiares de los 43 estudiantes atacados y desaparecidos por la Policía del municipio mexicano de Iguala, que nos mantiene de pie para no permitir que esto suceda en otro lugar del mundo. Se trata de una aberración y un padecimiento que ninguna familia debe atravesar. En Latinoamérica en general, pero Argentina en particular, saben muy bien lo que significa el terrorismo de Estado y la desaparición forzada de personas.

 

 

Ustedes más que nadie lo tienen a flor de piel y comprenden nuestro calvario que parece no tener fin, porque en todo este tiempo sólo hubo irregularidades judiciales, eliminación de pruebas, obstáculos constantes, expuestos a una situación de total abandono que se evidenció aún más en la liberación, sin ningún argumento, de las 24 personas sospechosas. Y si bien hoy existe una voluntad política del Presidente López Obrador, muchas dependencias como el Ejército, la Policía Federal y diversas fiscalías no quieren dar la información que tienen. De esta manera estamos a punto de reiniciar toda la investigación, como si fuese de cero, pero con cinco años de diferencia.

 

 

Sabían que eran estudiantes que reclamaban por una mejor calidad de vida y por eso los desaparecieron. Entonces, nuestro motor y sustento es el coraje que tuvieron por querer cambiar el mundo.

 

 

Por ellas, por ellos, por nuestros 43 inmortales, no nos vamos a rendir hasta encontrar sus paraderos y hacer justicia.

 

 

Relacionadas

Fumigaciones
27 junio, 2022

«YO TRABAJO CON LA TIZA, NO CON EL VENENO»

Masacre de avellaneda
26 junio, 2022

JUNIO ARDE ROJO

MASACRE DE AVELLANEDA
26 junio, 2022

MAXI Y DARÍO PRESENTES