8 septiembre, 2019
,

Educación pública: la comunidad en lucha

 

 

 

El Jueves 29 de agosto, un grupo de familiares de alumnos y alumnas de la escuela municipal Ingeniero Juan Masjoan de Córdoba realizaron un corte de media calzada del Boulevard Los Alemanes, en reclamo de un auxiliar de limpieza y mejoras edilicias para el establecimiento. Esta medida tuvo lugar luego de que las docentes se declaren en estado de asamblea para discutir sobre la situación de la escuela, en la que asisten más de 300 alumnos y alumnas de los barrios Argüello Anexo, Los Bulevares y Los Cortaderos.

 

A pesar de que el corte de Los Alemanes fuera efectivo para que la Municipalidad asignara un auxiliar más, padres y madres del colegio optaron por una medida de acción directa. El viernes por la mañana tomaron el colegio para ser escuchados por las autoridades municipales, entendiendo que probablemente sus hijos perderían horas de clase sin conseguir una solución de fondo a los problemas. “Tomamos el colegio porque hace mucho tiempo que la escuela está abandonada por la Municipalidad. En el baño de jardín de sala de 5 encontramos una bola de pelos con lombrices adentro”, nos dijo Jorgelina, madre de un niño que asiste al jardín.

 

En diálogo con Nora Paredes, delegada del SUOEM y secretaria docente, nos contó: “Cuando mandamos la nota a los padres avisando que empezábamos con las dos horas de asamblea, los padres se unieron y dijeron que no querían otra vez estar con las jornadas reducidas como pasó en mayo y junio. Entonces ellos mismos nos vinieron a decir que a partir de hoy iban a tomar la escuela”.

 

Los problemas de infraestructura que tiene el establecimiento son muchos: el sistema de cañería de la cocina se encuentra colapsado y es necesario reinstalar todo nuevamente, y las ventanas del jardín no tienen rejas, y temen por la seguridad del establecimiento. Además, el techo de la escuela no tiene sellado, lo que implica no poder dar clases cada vez que llueve, porque las aulas prácticamente se inundan. A esto se le suma la falta de personal que limpie y acondicione la escuela, para que los niños y niñas tengan clases en un ambiente aseado y sano.

 

 

 

 

Ese mismo viernes de la toma del colegio, Natalia González, subdirectora de Nivel Primario de la Municipalidad de Córdoba, se comunicó con las autoridades de la escuela y se comprometió a que el Lunes -a primera hora- iría personal de Infraestructura Escolar a realizar las tareas de mantenimiento necesarias. Efectivamente, el Lunes 2 a las 11am se presentó el personal, pero solo realizó reparaciones menores, sin atender a las demandas más profundas. Como respuesta, los padres y madres del colegio retomaron la medida que hacía días venían sosteniendo, exigiendo que se presente en el establecimiento una autoridad competente para comprometerse en un plan de mejoras edilicias.

 

Hace tiempo se vienen denunciando los problemas que aquejan a la escuela Ing. Masjoan. A mediados de febrero se había apelado a los canales formales de comunicación para que la Municipalidad atendiera a las demandas. Ante la falta de respuestas, docentes decidieron llevar a cabo medidas de fuerza. En el diálogo que tuvimos con Nora, nos aclara que: “En mayo comenzamos a hacer dos horas de asamblea por turnos, porque teníamos las rejillas rotas y los chicos se accidentaban cuando corrían o caminaban por el patio. Recién después de un mes y medio vinieron a arreglarlas”. Pero la alegría duró poco: cuando la comunidad educativa volvió a las aulas, luego de las vacaciones de invierno, el auxiliar designado ya no trabajaba más.

 

Luego de largos meses de movilizaciones, el municipio de la ciudad de Córdoba se comprometió a atender las demandas que no tenían respuestas. No obstante, fue necesario que los vecinos y vecinas del barrio pusieran el cuerpo durante 6 días, dejando de lado sus rutinas, uniéndose y alzando la voz para que, de una vez por todas, el Estado dejara de hacer la vista gorda en lo que respecta a las condiciones básicas de salubridad que cualquier escuela debiera tener. A partir del martes 3 de septiembre se pactaron medidas para solucionar problemas de infraestructura y personal de una vez por todas. Esto se debió a la lucha de vecinos y vecinas, en acompañamiento con docentes, para reclamar un derecho básico, una educación de calidad para la comunidad.

 

Desde la asamblea poderosa de Los Cortaderos nos reconforta esta noticia, ya que son nuestros vecinitos y vecinitas los que se ven afectados, desde principios de año, por toda esta situación de desidia. Y recalcamos que este logro no fue más ni menos que resultado de madres, padres y docentes que, desde un reclamo colectivo, unieron fuerzas para exigir un derecho que beneficiará a los niños y niñas, de hoy y mañana.

Relacionadas

INCENDIOS
17 septiembre, 2022

¿QUÉ QUEDARÁ DESPUÉS DEL FUEGO?

Espacios Verdes
12 septiembre, 2022

QUÉ DIFÍCIL ENCONTRAR UN LUGAR DONDE JUGAR

Córdoba
8 septiembre, 2022

¡JUSTICIA POR BLAS CORREAS!