20 octubre, 2019
,

Mariano me enseñó que la lucha es una elección de vida

 

Por Beatriz Rial, mamá de Mariano Ferreyra, a nueve años de su asesinato.

 

Hoy es otro día de la madre gris. Son nueve años desde que me lo arrancaron y aunque no esté físicamente, lo siento siempre conmigo. Mariano me enseñó que la lucha es una elección de vida y que por ese camino él iba; nunca le negué que hiciera lo que sentía, estoy orgullosa por todo lo que hizo en vida y por lo que generó su partida en tantas personas.


Como hijo lo recuerdo tranquilo, siempre andaba con mucha gente alrededor y muy cerca de sus hermanos, era muy compañero, cariñoso y a la vez un tanto introvertido. Cierro los ojos, se me viene a la mente el entrepiso que teníamos en casa y lo veo ahí, casi a oscuras, entre su desorden, leyendo hasta cualquier hora… Mariano siempre tenía un libro a mano. Le interesaba la historia, y lo enloquecía la política. Se preocupaba por el pueblo, y se desvivía por los barrios donde militaba. De chico jugaba mucho y en este día me regalaba dibujitos con un escrito especial. Voy a llevar siempre guardado en mí el recuerdo de uno de los últimos días de la madre juntos, me invitó a comer pizzas, charlamos durante horas, nos reímos, disfrutaba tanto compartir momentos con él.

 

En 2013, cuando confirmaron la condena a José Pedraza, sentí que una parte del círculo había cerrado, que de alguna manera, ese dolor inmenso se había transformado en justicia. Entonces, hoy me quedo con lo que era él, con lo que representaba. Cada una siente a sus hijos de forma diferente… No puedo negar que estoy triste, una recupera los ánimos pero aún así se hace difícil, y tenemos que reinventar las fuerzas. Desde ese lugar, desde ese sentir, quiero dar un mensaje a las madres que me están leyendo en su día: siempre y a pesar de todo, sigan adelante.

Relacionadas

Pueblos Originarios
24 septiembre, 2022

ESTUDIAR ES UN ACTO DE REBELDÍA

Cromañón
23 septiembre, 2022

EXPROPIAR CROMAÑÓN, CONSTRUIR MEMORIA

LEY DE HUMEDALES
22 septiembre, 2022

LOS HUMEDALES AL CONGRESO