2 noviembre, 2019
,

El orgullo de ser

Acá están nuestras caras, nuestros cuerpos, imágenes que hablan desde la diferencia, defendiendo lo que somos… ¡Y levantando nuestra voz porque queremos travajar! Sí, así como lo escuchás, como nos ves, como nos leés. Por eso, nos re contra armamos con brillantinas para repudiar todo el sistema heteronormativo que nos oprime, acá, en Chile y en cada porción continental donde agitamos los colores del arcoíris con los ejemplos tatuados de Jáuregui, Diana y Lemebel. Somos las travas, trans, tortas, bisexuales, no binaries y marikas de las villas que sufrimos la degradación de nuestras vidas, el estigma de nuestros besos, los travesticidios, el transodio. Acá estamos, todas, todos, todxs, desde las barriadas preparándonos para movilizarnos otra vez, visibilizando nuestras diferencias, sin miedo a gritar y defendiendo lo que somos de raíz.

Hoy volvemos a marchar,
por el orgullo de ser feliz.

 

 

 

Militamos, porque siempre militamos. Porque nuestra vida es luchar, siempre resistir. Sólo en 2018 hubo 147 crímenes de odio en el país según la Defensoría LGBT, sin embargo, no hay datos oficiales que sistematicen todas las veces que nos han matado por nuestra identidad.

 

 

 

Nos rebelamos, porque siempre nos rebelamos. Exigimos que dejen de ajustar y decidir sobre nuestros cuerpos. Es urgente el cumplimiento de la Ley 26.743 que nos da acceso a los medicamentos necesarios, tratamientos hormonales y quirúrgicos.

 

 

 

Resistimos, porque siempre resistimos. Como la Chicho, que recibió 13 puñaladas el domingo pasado de parte Tomás Cerletti por decirle “qué lindo que sos”. Otro grito silenciado, estigmatizado, que hoy retumbará en miles de voces orgullosas.

 

 

 

Luchamos, porque siempre luchamos. La Educación Sexual Integral es la Ley 26.150 y sólo dos de cada diez niños y niñas lo reciben. Otro de los tantos derechos vulnerados de las infancias educadas bajo la heteronorma y alimentadas por los estereotipos, encorsetando las libertades.

 

 

 

Gritamos, porque siempre gritamos. Diana Sacayán logró que el Cupo Laboral Trans sea ley pero hoy aún no se implementa: sólo el 18% de las trans y travestis tienen un trabajo formal. No cumplirlo, se llama precarización laboral.

 

 

 

Marchamos, porque siempre marchamos. La Dirección Nacional de Sida confirmó que hay faltantes de medicamentos que afectan a unos 15.000 pacientes con VIH. No es nada extraño, por parte de un Gobierno que hizo del Ministerio de Salud una mera Secretaría e incumplió todas las cantidades en la repartija.

Relacionadas

Pueblos Originarios
24 septiembre, 2022

ESTUDIAR ES UN ACTO DE REBELDÍA

Cromañón
23 septiembre, 2022

EXPROPIAR CROMAÑÓN, CONSTRUIR MEMORIA

LEY DE HUMEDALES
22 septiembre, 2022

LOS HUMEDALES AL CONGRESO