23 diciembre, 2019
,

El Sapito abandonado por el Estado

En la Vía Diagonal Norte, las vecinas y vecinos venimos reclamandole hace más de un año a la Municipalidad de Yerba Buena que se haga cargo de la limpieza y el corte de pasto del predio donde funcionaba el Club Deportivo El Sapito, ubicado en la calle Las Higueritas al 1100.

Nuestro barrio está rodeado por paredones de countries que se llevaron puestos espacios públicos y viviendas. Para nosotras y nosotros no es novedad que no nos escuchen, o que las autoridades hagan que sea muy difícil lo que podría resolverse en cuestión de minutos. ¡Sólo pedimos que, mientras se dirime la expropiación, corten el pasto! Durante más de tres décadas, hasta el 2017, el predio estuvo al cuidado de la comunidad, en buenas condiciones. Hoy, basta asomarse tras el paredón que nos dejaron de decoración mientras aguardamos la expropiación, para darnos con que este pulmón del barrio se convirtió en un baldío lleno de maleza con lugar suficiente para que habiten distintas alimañas. A algunas casas ya han ingresado víboras, arañas y distintos tipos de insectos provenientes del predio. Siendo el patio trasero de nuestras casas, nos preocupa la falta de interés por parte del intendente de la “ciudad jardín” y de la empresa Link Inversiones, como responsables de este terreno.

«Muchos años las vecinas y vecinos mantuvimos corto el pasto en todo el terreno porque sabíamos que era para nosotros. El Sapito es del barrio. Duele ver a nuestra cancha abandonada. Antes era un lugar lindo, limpio y seguro. Se podía dejar ir a los hijos a jugar tranquilamente; muchos niños aprendieron a caminar ahí”, cuenta María José Gómez, vecina de La Vía Diagonal Norte. En el marco del proyecto inmobiliario «Las Higueritas, Barrio Boutique», la empresa Link Inversiones llegó hace cuatro años al barrio con la intención de borrar del mapa la cancha en la que crecieron cuatro generaciones de vecinas y vecinos. Primero la cerraron con paredones, tiempo después arrancaron los arcos y hasta araron e hicieron pozos en la tierra para evitar el uso de ese espacio deportivo.

«Cuando el barrio tenía el predio, lo manteníamos limpio, se los veía a los chicos jugando, no estaban en la calle. Yo tengo 47 años y, desde que recuerdo, siempre estuvo cuidado; hoy es un monte. Quisimos limpiarlo pero nos dijeron que no podíamos entrar. Les pedimos que nos acompañen en la lucha porque El Sapito no es solo para La Vía, es para todos. Es uno de los últimos espacios verdes que quedan en Yerba Buena y si la peleamos juntos, podemos conseguir la expropiación», agrega Pistan «Gamuza» Dionisio, vecino del barrio y entrenador de fútbol. Exigimos que el Municipio se haga cargo de la limpieza y corte de pasto del predio, porque la salud y la recreación de la comunidad es un derecho y es responsabilidad del Estado.

Desde la asamblea vecinal y la Comisión de Veteranos del Club Deportivo El Sapito, con el apoyo de profesionales de la Facultad de Arquitectura de la UNT y del Conicet, confeccionamos los fundamentos para el “Proyecto de Declaración de Utilidad Pública Sujeto a Expropiación”. El 28 de abril de 2017, producto de la organización vecinal y la presión en las calles, dicho proyecto se transformó en ordenanza municipal promulgada por el ejecutivo. Después de dos años y ocho meses, seguimos exigiendo que se concrete esta medida que nos devolvería la cancha y nos permitiría avanzar en la construcción del complejo deportivo para toda la comunidad.

El abandono del predio nos mantiene en alerta, hasta que la expropiación sea cierta.

Relacionadas

Mundial
27 noviembre, 2022

LA SCALONETA JUJEÑA

Mundial
26 noviembre, 2022

LOS HINCHAS MÁS BAJITOS