23 febrero, 2020
,

Nos inunda la bronca

 

Ni una gota que rebalsó el paso, ninguna calma después de la tormenta. Cada lluvia se transforma en una catarata de riesgos; las cloacas y los ríos desbordan por la falta de obras. Inundadas de promesas, ahogados de esperar, sacamos la cabeza a la superficie de los medios que se indignan por un charco en el centro, pero que no escuchan nuestros gritos desesperados:

 

¡El Estado sigue haciendo agua por todos lados!

Relacionadas

Día del Orgullo
28 junio, 2022

ESTE ORGULLO QUE NO SE QUITA

Fumigaciones
27 junio, 2022

«YO TRABAJO CON LA TIZA, NO CON EL VENENO»

Masacre de avellaneda
26 junio, 2022

JUNIO ARDE ROJO