31 marzo, 2020
,

«Ágatha tenía derecho a vivir y ser feliz»

 

* Por Vanessa Sales Félix, madre de Ágatha Vitória.

 

Mi hija hoy cumpliría 9 años. Hablo en potencial porque fue ejecutada por la Policía Militar el 20 de septiembre del año pasado y murió en la madrugada del día siguiente. La alcanzó una bala perdida cuando regresábamos en una combi a casa, aquí, en el Complexo do Alemão. Ágatha era una niña muy alegre, amorosa e inteligente, tanto que cuestionaba y preguntaba constantemente. Siempre transmitía alegría y paz. Le gustaba hablar mirando a los ojos; estoy muy orgullosa de ella. Vivía, como todos los niños, disfrutando el momento y soñaba con muchas cosas; tenía derecho a vivir y ser feliz, aunque haya algunos que no corran con esa suerte y terminen siendo asesinados debido a las actitudes de estos gobernantes que no lo ven porque no están aquí y no quieren saber qué pasa. Espero que nunca más vuelva a ocurrir, que no maten a otro niño.

 

Las políticas de seguridad que se aplican en las favelas consisten en primero accionar y luego reaccionar. Sucedió eso mismo: se actuó y solo entonces se dieron cuenta del daño causado. Creo que la policía debería tener más capacitación y ser más consciente de lo que hace. Acá vivimos personas que madrugamos para ir a trabajar, para conseguir el pan de cada día, porque nada es fácil para nosotros. Si alguien estuviera pensando sobre cómo actúa la policía en las favelas, nada de esto habría pasado. ¡A nadie le importan las consecuencias! Estoy luchando por justicia para mi hija, necesito que se juzgue a quienes le dispararon a mi hija y al poder que lo permitió.

 

En octubre, un mes después de que ella se fuera, recordé que me había dicho: “Mamá, separemos algunos juguetes para donar». Creamos la Ação Social Ágatha Vitória Vive para celebrar un día de actividades en beneficio de la comunidad del Complexo do Alemão. Es una forma de transformar un día de gran dolor y tristeza en solidaridad y amor por los demás. Necesito aceptar que mi hija se fue. Si me quedara callada o encerrada, no pasaría nada. Entonces, elijo ver la sonrisa de otros niños.

 

Relacionadas

ECUADOR
22 junio, 2022

EL PUEBLO EN LAS CALLES

Día de la Bandera
20 junio, 2022

DONDE EL CIELO SE UNE CON EL MAR