10 mayo, 2020
,

Poesías de barro: Miedo al miedo

 

Hoy el miedo corta el aire
como un cuchillo filoso.

Pero, ¿a qué virus le tememos más?

¿Cuánto miedo creen que ya aguantamos?

¿Cuántas enfermedades creen que afrontamos?

Entonces ya no nos ahoga,

porque ya lo superamos

porque ya lo vivimos

porque ya convivimos con él

días, tardes, noches.

 

Con el miedo tomaba mate mi vieja,

cuando dejaba la cena para que mis hermanos y yo comiéramos.

Con el miedo trabajaba mi viejo,

que labura y hace changas a costa de su salud.

Con el miedo conversaba yo,

cuando mi barrio era zona liberada para las balas perdidas.

Con el miedo a los femicidas viven mis vecinas.

Con el miedo se vistieron las topadoras para derrumbar mi barrio

y desaparecer a los que le hacían frente al miedo.

 

El miedo creíamos haberlo perdido,

porque sufrimos hacinamiento, represión, estigmatización, porque nuestras cloacas se ahogan y las cañerías se deshidratan.

Y ahora volvió, de a poco, porque el miedo siempre vuelve, pero lo afrontamos con un escudo de solidaridad, con barbijos tejidos con hilos de organización popular.

 

Y ese miedo a contagiarnos solo se calma con abrazos colectivos, con ojos atentos, con la potencia de una olla popular y los espacios de encuentro. Gracias a eso, el miedo no nos vence
aún cuando el hambre llega.

 

Letras: Gabriel Chavez

Foto: Rodrigo Caballero

Garganta y Mirada poderosas de Villa Fátima, CABA.

Relacionadas

Pueblos Originarios
24 septiembre, 2022

ESTUDIAR ES UN ACTO DE REBELDÍA

Cromañón
23 septiembre, 2022

EXPROPIAR CROMAÑÓN, CONSTRUIR MEMORIA

LEY DE HUMEDALES
22 septiembre, 2022

LOS HUMEDALES AL CONGRESO