1 julio, 2020
, Córdoba

"Todas las pruebas hechas en el barrio revelaron daños genéticos"

* Por Silvia Cruz, vecina del barrio Parque San Antonio, Córdoba Capital.

Soy una de las tantas vecinas que decidió resistir por el barrio, por su familia y por sus vecinos. Nuestra lucha contra la empresa Porta Hnos. ya lleva 8 años. La fábrica no sólo elabora alcoholes de uso medicinal y cosméticos, sino que produce metanol y otros derivados de fermentaciones alcohólicas altamente contaminantes. Esto lo sufrimos en carne propia porque vivimos al lado, en San Antonio. Mi familia está afectada: mi hija fue operada por pólipos nasales, mi esposo tiene desorden metabólico y los demás no sabemos bien qué podemos tener. Hoy, en plena cuarentena, el olor ácido que emana la fábrica nos irrita los ojos y nos descompone: no nos deja vivir. Los químicos dañan gravemente nuestro sistema respiratorio y ya han generado muchos casos de diabetes e hipotiroidismo; también se suma el débil sistema inmunitario de nuestra población, significando un riesgo doble ante el coronavirus.

En el barrio hicimos un estudio de genotoxicidad, realizamos un hisopado bucal y se tomó muestra de personas entre 3 y 25 años: todos los resultados revelaron daños genéticos, superando los niveles esperados. En Argentina, el nivel de base de contaminación es de 2.5 y nuestros resultados sobrepasan ese nivel, oscilando entre 5 y 9. Por lo tanto, esta situación deriva en infinidad de problemáticas; desde cáncer, generalmente de tipo neuronal, hasta distintas alergias. Es gravísimo: cada tanto me pregunto si algunas vidas valen más que las nuestras…

Iniciamos juicio contra Porta Hnos. y la Secretaría de Energía de la Nación por no velar por nuestra seguridad. En diciembre del 2019 acampamos fuera de Tribunales y, gracias a eso, el Juez Hugo Vaca Narvaja emitió un fallo afirmando que teníamos razón, exigiéndole a la empresa realizar el estudio de impacto ambiental que jamás habían hecho, lo cual es ilegal. Nosotros apelamos ese fallo porque no basta con eso, ya que es un estudio para saber en qué va impactar, ¡y Porta ya impactó demasiado!

Es una lucha desigual, como de costumbre, pero le vamos a dar pelea porque somos madres, padres, vecinas y vecinos; y, sobre todo, porque es nuestro barrio, el mismo que está desde el año 1955. No vinimos para vivir al lado de este monstruo insoportable: exigimos que se vaya. Queremos que la Justicia nos escuche de una vez y que el Estado deje de ser cómplice de este ecocidio. Vamos a ir hasta las últimas consecuencias, usando las calles, que siempre han sido nuestras, y que están para decir la verdad. Porta contamina y fuerzan tanto la maquinaria, que se transforma en una bomba de tiempo.

Relacionadas

INCENDIOS
27 septiembre, 2020

CÓRDOBA ARDE

CECILIA BASALDÚA
23 septiembre, 2020

LOS ASESINOS DE MI HIJA CAMINAN POR CAPILLA DEL MONTE

LOS CORTADEROS
22 septiembre, 2020

UNA CASITA QUE REBALSA SUEÑOS