22 agosto, 2020
, Norita

AMOR DE MADRE

* Por Nora Cortiñas, mamá de Gustavo y de La Poderosa, para Alejandra, mamá de Luisito y de La Poderosa.

 

En este momento de afectos virtuales, abrazos virtuales, besos virtuales, quería saludarte con esta carta, Alejandra, a 10 años del asesinato de Luisito, tu hijo tan querido por toda la villa Zavaleta. Es terrible que la Justicia no haya hecho nada por esta causa de gatillo fácil. Todos los delitos que se cometen sobre los pobres terminan así, impunes. Es de lamentar, desde luego, pero tenemos que seguir buscando la manera de que no queden cajoneadas esas atrocidades; es necesario resistir para continuar buscando la verdadera justicia.

 

Lo que se debe rescatar es la importancia de estar acompañándonos entre todos y también el rol de las madres en estas luchas. Como vos, nosotras llegamos hasta acá unidas. Incluso en este momento, no hay pandemia que nos frene. A pesar de que hayan pasado 10 años, no debemos bajar los brazos para que nunca más ocurra algo así. Hay que reponer las fuerzas todos los días, aunque sea difícil, y empujar con memoria hasta que haya justicia y verdad.

 

Por eso vivimos, para que no haya olvido. Esto lleva mucho esfuerzo y tenemos que incentivar a la juventud, que es imprescindible para acompañarnos. Es importantísimo que haya conciencia de que no se puede abandonar y que vamos a vencer cuando todos salgamos a defender estos derechos. Creo que Argentina es un país de resistencia y esa llama hay que mantenerla viva para seguir luchando. Como el fuego que te mantiene en pie, Alejandra, y que nos une para no claudicar.

Relacionadas

MEGAFLEX
2 diciembre, 2022

¡LOS TRABAJADORES NO NOS VAMOS NADA!

Fuerzas de Seguridad
29 noviembre, 2022

LA POLICÍA Y SU COSTUMBRE DE DISPARAR