16 agosto, 2020
, Infancias

GIGANTES DE ABAJO

 

Las y los grandes bajitos les pedimos un segundo de atención en cada fotografía, para romper la agenda adultocentrista, y tanta monotonía. En esta pandemia la pasamos muy, muy, muy mal acá abajo. Y nos referimos a quienes, en cuarentena, estamos repletos de tareas pero sin entender las aplicaciones, sin computadoras, sin internet y, sobre todo, sin luz. No hay que ser enormes iluminados de la filosofía para ver la portada del país donde a fin de año, según Unicef, más del 60% de los niños serán empobrecidos. Ni tampoco se debe tener mirada de rayos x para visualizar que nuestras superheroínas son las abuelas, las tías y mamás que paran las ollas para comer. Este agosto, que es nuestro mes, nos calzamos los barbijos y las capas para volar bien alto y cantar libres, plurales y latinoamericanistas. Las y los inundados de siempre, repletos de escombros para jugar, intelectualoides de los pasillos, enanas y enanos de los potreros sin urbanización, ¿saben quiénes somos? Quienes tenemos un gritito que se va afinando para luchar en un presente y en un futuro por grandes cosas: todas las infancias somos gargantitas poderosas.

Relacionadas

MEGAFLEX
2 diciembre, 2022

¡LOS TRABAJADORES NO NOS VAMOS NADA!

Fuerzas de Seguridad
29 noviembre, 2022

LA POLICÍA Y SU COSTUMBRE DE DISPARAR