24 agosto, 2020
, EDUCACIÓN

PARITARIAS PROVINCIALES YA

 

En Santa Fe el sector docente atraviesa un presente difícil. Ya en marzo, la primera oferta salarial del Gobierno Provincial marcaba una línea: un irrisorio 3% de aumento. Vanesa Escobar, docente de la Escuela Nº 265 “Yapeyú” de la Ciudad de Santa Fe, historiza el reclamo desde principio de año: “Rechazamos la oferta y fuimos al paro. Ante esto, el Gobierno suspendió unilateralmente la paritaria. Luego vino la pandemia, así que seguimos con los salarios congelados del 2019”. Recién el 5 de agosto se realizó una nueva reunión por el tema salarial, pero no hubo ninguna propuesta concreta: “Ofrecieron un bono único, en negro, y ni siquiera dijeron el monto. Encima, nuestros reclamos son presentados como una extorsión, cuando siempre pusimos el lomo y la psiquis por la educación, a pesar de cobrar migajas”.

La pandemia agudiza muchas de las problemáticas, como cuenta Adrián Gómez, director de la Escuela Nº 70 “Juan José Castelli” y docente del Centro de Alfabetización para Adultos de Empalme Graneros de Rosario: “Ahora las herramientas de trabajo las costeamos de nuestro bolsillo: computadoras, teléfonos, abono de Internet”. Esto se agrega a las dificultades para los trayectos educativos de las niñas y los niños de los barrios empobrecidos: “Hay familias que tienen un solo teléfono para ocho personas, y otras que directamente no tienen ninguno. Tampoco tienen Internet. Hacemos malabares con los pocos recursos que tenemos”.

Las cuestiones edilicias no quedan exentas. “Nos mandan a que diseñemos protocolos de retorno a las aulas, cuando en la mayoría de nuestras escuelas los baños están destruidos”, agrega Vanesa. Así como Ariel Rímoli, docente de la Escuela Nº 1379 de Rosario, detalla las condiciones en las que muchas veces toca apoyar la tiza en el pizarrón: “Para implementar un protocolo hace falta mucha inversión. Por ejemplo, en mi escuela las aulas son tipo container, porque son de chapa, y el espacio que hay no alcanza para conservar el distanciamiento”.

La lucha docente es una materia imprescindible, por eso acompañamos su reclamo: sin paritarias provinciales, no hay educación posible.

Relacionadas

C.A.B.A.
18 enero, 2021

LA CIUDAD DEL RECORTE EDUCATIVO

SIN ACCESO
17 enero, 2021

BAHÍA SECA: 32 BARRIOS SIN AGUA

URBANIZACIÓN YA
15 enero, 2021

CADA TORMENTA, OTRO TORMENTO